Historias destacadas

Así se hizo: las trastienda de una edición diferente

Spread the love

Era necesario celebrar los IDEALES, pero tenía que ser un acto muy distinto al de otros años, como obliga la situación sanitaria. No hubo una gala en un gran auditorio, ni público presente, pero sí todas las medidas de seguridad para que fuera posible la celebración del acto sin perder su esencia: la de servir de reconocimiento a unos distinguidos que representan lo mejor de nuestra sociedad en distintos ámbitos, por su labor, entrega, esfuerzo y sacrificio. Granadinos IDEALES.

Era una edición singular, con el trasfondo del tributo a quienes han fallecido durante la pandemia y a las personas que la combaten, muchos de ellos desde la primera línea. Para hacer posible la entrega, todo tenía que estar coordinado porque los protagonistas no iban a estar al mismo tiempo en el mismo lugar. El producto final representa una línea de tiempo completa y continuada, pero el proceso implicó una coordinación de cada una de las piezas grabadas por separado hasta hacer posible la secuencia definitiva, que se pudo ver a través de nuestra web IDEAL.es o de la televisión municipal TG7.

Lo primero era elegir el lugar para el escenario de los IDEALES. El Consejo de Redacción de este periódico seleccionó un emplazamiento emblemático dentro del centro de trabajo en el que cada día se ultima este periódico: su rotativa. El taller de impresión en el que cada noche los contenidos de IDEAL pasan del ordenador a unas planchas, y de las planchas al papel que circula a toda velocidad hasta transformarse con la impresión. A continuación, llega el encarte para su posterior distribución. Merecía la pena mostrar, durante el acto, parte de este proceso.

Fotos: Alfredo Aguilar

Una vez elegido el sitio para ubicar el escenario, quedó decorarlo y prepararlo para el paso de los distintos invitados. Los trabajadores de mantenimiento se afanaron porque todo quedara a la altura, con el atril, un monitor y los motivos que referían a estos IDEALES 2020.

Nuestro periodista Rafael Lamelas ejerció de presentador un año más, en la tarea de ser el hilo conductor, a través de sus pasos, de cada una de las piezas que iban armando el puzle definitivo, para lo que resultó indispensable la labor de José Baena, de StudioSur.

 Por el set pasaron la mayoría de los homenajeados: Manuel Martín, defensor de la Ciudadanía; Gerardo Cueva, presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa; Antonio Fernández Monterrubio y José Macanás, director general y responsable de Relaciones Institucionales del Granada CF, respectivamente; y Belén Martín, viuda de José Manuel Fernández, médico fallecido durante la primera ola de la pandemia, en representación de todos los sanitarios comprometidos en esta lucha, sobre los que se extendió el reconocimiento. La exitosa cantante Lola Índigo, natural de Huétor Tájar, entró en conexión telemática desde Madrid para dar las gracias por recibir una de estas importantes menciones, que ya había recibido vía mensajería. De hecho, la videollamada sirvió para que abriera la caja y mostrara la estatuilla a cámara, agradecida por romper el dicho y ser, una vez más, profeta en su tierra.

Lola Índigo intervino online desde Madrid.
Lola Índigo intervino online desde Madrid. / VIRGINIA CARRASCO

Las grabaciones se sucedieron hasta ensamblar estas historias de personas que ejemplifican lo mejor de nosotros mismos, con el broche de la intervención del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en diálogo desde el Palacio de San Telmo con el director de IDEAL Moreno prometió estar en la edición de 2021, si la pandemia remite y pueden celebrarse con normalidad.

Diego Vargas, director general, intervino en el arranque del acto y reafirmó el compromiso de nuestra multimedia en estos tiempos difíciles que nos toca vivir, en los que el valor de la información cobra un significado mayor. Se pudieron hacer los IDEALES con distancia social y sin aglomeraciones. Con las medidas de protección para no desmerecer esta parada obligada, en la que se subraya la labor de unos granadinos, de nacimiento o adopción, que se lo han ganado a pulso.

Fotos: Ramón L. Pérez y Alfredo Aguilar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *