Historias destacadas

Cinco lecciones que explican cómo los latinos cambian las elecciones en EEUU

Spread the love

Las elecciones en EEUU han mostrado un montón de récords. Son las que han tenido el mayor número de votantes (casi 160 millones); las que han registrado más votos por correo o por adelantado (101 millones). Y también han sido las más reñidas en muchos estados. Pero al margen de esas notas de color, hay cuestiones que han surgido en estas presidenciales. Como por ejemplo, cómo el voto latino, a pesar de ser un 13% del país, está influyendo mucho más de lo que se cuenta.

1. La fuerza latina sí decide. Si se superpone el mapa de la presencia de latinos en EEUU y el partido más votado se verá una asombrosa coincidencia entre los estados que votan al Partido Demócrata y la presencia latina. ¿Están decidiendo ellos el futuro de EEUU? En gran parte sí. Porque aunque solo son el 13% de la población, están concentrados en determinados estados con muchos electores. Por ejemplo, California es el estado más poblado del país con casi 40 millones de habitantes. Aproximadamente, cuatro de cada diez son latinos. Eso hace inclinar el voto a los demócratas, por lo cual consiguen 55 electores de un plumazo. Dado que “el ganador se lo lleva todo”, los demócratas se llevaron los 55 electores de California porque les votó el 66% de la población. Lo mismo pasó con Nuevo México, Oregón, Washington y Nueva York. Aunque representan el 13% de la población, los latinos influyen en el 20% del electorado.

2. Los latinos se concentran en grandes ciudades. Los latinos dominan en las grandes ciudades. Por ejemplo, las diez ciudades más grandes de EEUU son: Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Houston, Phoenix, Philadelphia, San Antonio, San Diego, Dallas y San José. En todas ellas, la presencia latina es entre el 29% (Nueva York) y el 62% (San Antonio) y tarde o temprano cambiarán (si no han cambiado ya) el mapa electoral de ese estado. En esta ocasión, los latinos con derecho a voto han ido a votar en masa. Temen por su futuro, y en la mayor parte de esas ciudades han votado a los demócratas. En el estado de Texas, de mayoría republicana, han estado a punto de darle un vuelco. No sería extraño que en los próximos años, Texas se volcara a los demócratas. Ahora los latinos representan el 28% de los votantes, pero a medida que suba ese porcentaje, los republicanos perderán su mayoría en ese estado.

EFE

3. Los latinos pobres. Los latinos de Arizona, Nevada, Nuevo México y California son de nivel más bajo que los de Florida. La gran mayoría se siente desprotegida y amenazada por las leyes que persiguen a los inmigrantes (especialmente Trump). Aunque muchos no tienen la nacionalidad estadounidense, los que sí la tienen se solidarizan con ellos porque son parte de su comunidad. Por eso votan a Biden

4. Los latinos ricos. Los latinos de Florida, en cambio, son los más ricos de EEUU. Han votado a favor de Trump por varias razones: hay una enorme comunidad cubana anticomunista, lo cual es lógico porque la inmensa mayoría huyó de la Cuba comunista. A ellos se han unido desde hace años miles de venezolanos que han acentuado esa inclinación anticomunista, y que han adquirido la nacionalidad estadounidense. La mayoría son de clase media alta. 

“En Los Ángeles, cuando escuchas español, a menudo es el idioma que los camareros o los jardineros que cortan el césped. En Miami, los dueños de los restaurantes y del césped son los que hablan español“, decía un reportaje de la BBC sobre cómo Miami se había convertido en el paraíso para muchos latinos ricos. Pero son una minoría entre los latinos de EEUU.

5. La América católica y latina es demócrata. El 62% de los latinos es católico, según reflejan las encuestas. Solo un 19% se considera protestante, y el resto sin afiliación especial, según Pew Research Center. ¿Afecta en algo la religión a la hora de votar? En la únicas elecciones que se ha hecho durante la era Trump, que fueron las del “midterm” de 2018 (para renovar el Congreso y parte del Senado) la mayor parte de los católicos votó a los demócratas, mientras que la mayor parte de los protestantes votó, como siempre, a los republicanos. 

Quizá es pronto para saber a qué partido han votado más los católicos latinos en 2020, pero no sería de extrañar que se hubieran decantado por Biden. De hecho, decenas de sacerdotes latinos se pronunciaron en sus homilías a favor de Biden, como reflejaba la web theamericanonews.com: “No podemos quedarnos callados. Debemos votar”, decía el padre José Torres, del pueblo de Pequannock, en Nueva Jersey. Y pedía el voto para Biden, debido al “hambre y la desnutrición, la inmigración, la reforma de la justicia penal, el acceso a la educación, la vivienda asequible”. Según una encuesta de Pew Research, el 65% de los latinos cristianos iba a votar por Biden. Muchos sacerdotes y párrocos latinos no podían resistir las imágenes de inmigrantes latinos separados de sus hijos en las fronteras, que se vieron en televisión durante el mandato de Trump.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *