Salud

Dátiles Medjoul de Bonnysa: un sabor espectacular para un producto con infinidad de propiedades

Spread the love

Aportan vitaminas A, C y E, vitaminas del grupo B (B1, B2 y B3), minerales como potasio, magnesio, calcio, cobre, zinc, selenio, fósforo, calcio, hierro o sodio, fibra dietética –unos 12 gramos por cada taza–, y son una fuente saludable de carbohidratos, con unos 100 gramos por porción. Los dátiles son un extraordinario alimento, ideal para combinar en decenas de recetas y para ser protagonista en multitud de platos. Sobre todo, si se eligen los dátiles Medjoul, una de las variedades más apreciadas gracias a su tamaño –los ejemplares de esta clase pueden alcanzar los cinco centímetros– y su sabor, muy dulce, húmedo, jugoso y tierno.

El dátil Medjoul es un alimento ideal para cualquier persona, pero sus cualidades le hacen un complemento perfecto para deportistas y para personas con alguna carencia nutricional. En su punto óptimo de maduración, presenta una piel oscura, arrugada y blanda al tacto, que se desprende muy fácilmente, con lo que se puede trabajar sin dificultad alguna en la cocina. Su sabor dulce ha convertido al dátil Medjoul es una de las nuevas estrellas de la repostería y del denominado ‘real fooding’, un estilo de vida basado en comer comida real y evitar los ultraprocesados y que defiende el derecho a una alimentación saludable para toda la población. Al tener una carne tierna y húmeda y un sabor con recuerdo al caramelo y matices tostados, son ideales para elaborar todo tipo de dulces. Es habitual encontrar recetas que proponen triturarlos sin el hueso y, con ello, obtener una especie de pasta que sirve sustituir a edulcorantes como el azúcar, la miel o la panela en muchos preparaciones.

Cómo conseguir los dátiles Medjoul

Bonnysa pone a disposición de todos el público los dátiles Medjoul, un producto ‘premium’ que se puede adquirir en los supermercados Mercadona –dentro de la zona de refrigerados de la sección de frutería de las tiendas de la cadena– o bien a través de su página web. En la web de Bonnysa, además de disponer de tarrinas de 220 gramos, se puede adquirir cajas de un kilo, perfectas para grandes consumidores o para realizar un regalo gourmet. Para su conservación, se recomienda mantenerlo en lugar fresco, preferiblemente refrigerado, para así poder mantener sus propiedades. De esta forma, los dátiles se pueden guardar varios meses y disfrutarlos cuando se desee.

Consejos para consumir los dátiles Medjoul

Durante siglos, los dátiles Medjoul han sido protagonistas de la mesa de los palacios de Arabia Saudí. Por algo se les ha bautizado como «el rey de los dátiles», al ser una verdadera delicatesen, muy apreciada y considerada como un fruto carismático en el desierto. A ello ayudó, sin duda, el hecho de que cuenta con importantes beneficios para la salud y sus características únicas. De ahí que, después de siglos en las casas más lujosas, ha pasado ahora a todos los hogares gracias a ser un endulzante natural muy potente que está compensado por su contenido en fibra. Esta característica hace a esta variedad de dátiles perfectos para liberar energía de manera progresiva y evitar picos glucémicos, ya que se digiere y absorbe mas lentamente.

La firma alicantina Bonnysa selecciona desde el mejor origen –Israel–, los dátiles Medjoul de mayor calibre y calidad Premium. Los comercializa frescos para mantener totalmente intactas sus características nutricionales y organolépticas. Los dátiles de Bonnysa son recolectados en el momento perfecto de madurez. De ahí que su sabor sea complejo y nada tenga que ver con el dátil deshidratado tradicional que puede venir a la cabeza en un primer momento. Los dátiles Medjoul de Bonnysa son grandes, carnosos, cremosos y, sobre todo, sabrosos. Probándolos, te trasladas irremediablemente a otro lugar gracias a su sabor.

Por todo ello, el dátil Medjoul fresco de Bonnysa, además de ser delicioso para comer solo, resulta un ingrediente perfecto para realizar recetas culinarias y darles un toque exótico. En el desayuno, dentro de un sencillo sándwich con queso de cabra, como ingrediente de un delicioso pan de plátano sin azúcar añadido, o dando el toque perfecto a platos de otras latitudes como el tajine, el cous cous o el pollo tika massala. En todos ellos, el dátil eleva el plato a una experiencia culinaria que cautiva los cinco sentidos.

En la web de Bonnysa puedes descubrir un buen puñado de recetas sorprendentes con las que llevar el dátil Medjoul a la máxima expresión. ¡No te las pierdas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *