Tecnología

El coche autónomo se queda en punto muerto hasta 2035

Spread the love

La crisis de la covid-19 ha puesto patas arriba el mundo de la automoción. Las ventas en el sector se han desplomado y se espera un cierre del ejercicio con un -14% de coches vendidos. Un golpe que ha afectado a una de las grandes revoluciones: el coche autónomo.

La tecnología es ya un elemento esencial en la cadena de montaje de las grandes marcas. Una irrupción que marcaba una hoja de ruta hacia el coche autónomo para los próximos años.

Sin embargo, el frenazo económico mundial también deja en el aire la llegada de los coches sin conductor, al menos, hasta 2035, según un estudio elaborado por PwC.

El informe titulado Digital Auto Report 2020, destaca que las ventas de vehículos por nivel de desarrollo de la conducción autónoma entre 2020 y 2035 en los tres principales mercados mundiales (China, Estados Unidos y la Unión Europea).

Además, señala que las ventas de coche autónomo, en su fase más avanzada, representarán apenas un 1% del total en 2035. En el caso de las ventas de coches en fase de autonomía nivel 4, la inmediatamente anterior, el peso en el total de ventas será de en torno al 15% en Europa y China y de un 2% en Estados Unidos.

La ilusión del coche conectado

En su análisis, la consultora explica que se espera que en 2025 el parque de vehículos totalmente conectado supere el 50% en la Unión Europea. Ese mismo nivel se alcanzará en 2023 en EE UU, y en China en 2029.

Por su parte, la conducción autónoma irá evolucionando con una gama de casos de uso, «pero todavía tendrán un carácter marginal».

«La evolución de la pandemia marcará el futuro de un sector que ha disminuido su capacidad para invertir en el desarrollo de las nuevas tecnologías. Pero ahora pone el foco en el corto plazo. Fundamentalmente en las restricciones de emisiones y en el desarrollo del vehículo eléctrico», explican desde PwC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *