Cultura

El espectáculo de danza ‘Las voces de Morente’ abre la recta final de Flamenco y Cultura

Spread the love

Ayer comenzó la recta final del programa Flamenco y Cultura de la Diputación de Granada, en estos últimos días en colaboración con la UGR y el Centro de Cultura Contemporánea. Bajo la denominación ‘Las voces de Morente’, se presentó el proyecto de un espectáculo de danza en torno al cantaor granadino, su música y su aproximación poética, llamada ‘Bailar, Morente y compañía’ por sus tres protagonistas: José Javier León, desde La Madraza, que ofició de maestro de ceremonias, Andrés Marín, desde Sevilla, y Belén Maya, desde Roma, dos de los bailaores pioneros en el baile flamenco contemporáneo. Problemas de emisión enturbiaron los últimos veinte minutos de debate.

Ninguno de los entrevistados tuvo una relación directa con Morente; sin embargo pronto los cautivó. Belén siente a Morente como un maestro zen que tan solo estando y siendo da lecciones de vida. Todos los artistas están en deuda con él que mostró que es posible un flamenco distinto. Era valiente, atrevido, honesto. Ofrece otro espacio a los autores que interpreta. Lorca suena distinto, con otro color, otro ritmo, otra imagen.

Andrés destaca de él su curiosidad, su intuición, el gusto por hibridar. Mostraba interés por el hombre y por el arte. Desde la imperfección se internó en territorios inexplorados. Aún ahora, para hacer algo nuevo, es difícil no caer en lo ‘morentiano’. Enrique era un paisaje, un color, como un desequilibrio amable y abierto que te hace soñar. Es necesario reestudiarlo, porque tenía muchas capas. Era novedoso pero tenía un gran conocimiento. No solo vivificó a Lorca con un nuevo color, sino a Chacón, Marchena, de los Lobitos, de la Matrona, el Gallina…

Bailar a Morente, coinciden, te hace viajar como ningún otro. Te abre un mundo el que te permite imaginar y sentirte libre, puesto que él era libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *