Historias destacadas

El Gobierno hará caja con subastas de sedes sindicales en hasta ocho ciudades

Spread the love

El Gobierno quiere hacer caja con el Patrimonio Sindical Acumulado, un conjunto de más de medio millar de inmuebles que pertenecen a la Administración General del Estado pero cuyo uso se cede a organizaciones sindicales y empresariales para el desarrollo de las funciones que les concede el ordenamiento jurídico. El Ministerio de Trabajo, a quien corresponde la enajenación o venta de estos bienes -que en muchos casos se encuentran en ubicaciones muy atractivas pero acusan el paso de los años en su estado de conservación- planea sacar a subasta en los próximos meses edificios situados en hasta ocho ciudades de todo el país, según consta en la letra pequeña de su programa presupuestario para 2021 y confirman a La Información fuentes del departamento que dirige Yolanda Díaz.

Se trata de edificios, locales y solares que pertenecían a organizaciones sindicales democráticas y que fueron incautados tras la Guerra Civil. La Ley 4/1986, de 8 de enero, de Cesión de Bienes del Patrimonio Sindical Acumulado reguló la cesión en uso, que no en propiedad, de estos inmuebles, con carácter gratuito para sindicatos y patronales, y estableció que el Gobierno, a través del Ministerio de Trabajo, podría proceder a la enajenación o venta de los inmuebles mediante subasta, eso sí, siempre destinando los ingresos obtenidos a la adquisición de bienes de valor equivalente, obras de construcción, conservación y reforma de los bienes. El dinero, en definitiva, no puede destinarse a otros fines que no sean la conservación del patrimonio.

La ministra de Trabajo Yolanda Díaz, interviene en el Senado

Con este objeto, el Ministerio de Trabajo pretende obtener crédito con la venta de edificios del PSA “que no cumplen ya ninguna función en este patrimonio, de acuerdo con los interlocutores sociales”, según consta en el programa presupuestario. Para ello, se están preparando nuevas subastas de edificios de este patrimonio situados en Zaragoza, Madrid, San Sebastián, Badajoz y Cáceres. Estas serán las más inmediatas, para posteriormente sacar a subasta otros inmuebles en Cuenca, Lleida y Teruel, entre otros. “Los ingresos se reinvertirían principalmente en obras y también en adquisiciones para la modernización de sedes de PSA”, indica Trabajo.

Previo acuerdo con los interlocutores sociales en el seno de la Comisión Consultiva de Patrimonio Sindical, donde están representados los sindicatos CCOO, UGT y USO y la patronal CEOE, Trabajo planea invertir los beneficios de estas ventas en la rehabilitación y acondicionamiento de inmuebles pertenecientes al patrimonio sindical en Santander, Málaga, Cádiz y Gijón, así como en la adquisición de locales que se incorporarán al PSA en Madrid, Alcañiz y Sevilla para su cesión en uso a diversas organizaciones, según detalla el Ministerio en el redactado de sus programas presupuestarios.

Fuentes sindicales consultadas por La Información aseguran que el Ministerio no tiene la liquidez suficiente para llevar a cabo las reparaciones que necesitan los bienes del PSA, que en su mayoría son edificios antiguos y en mal estado, y por eso va a plantear a la Comisión Consultiva la venta de algunos de estos inmuebles. Desde Trabajo confirman este extremo y argumentan que se trata de un patrimonio muy antiguo, que exige elevados costes de mantenimiento, pero que en muchos casos son solares que gozan de una buena ubicación en las ciudades. En cualquier caso, insisten desde el departamento de Yolanda Díaz, todas las decisiones se tomarán en la Comisión Consultiva que se reunirá el próximo mes de diciembre. 

En este sentido, los presupuestos del Ministerio de Trabajo también prevén “una dotación que permita hacer frente a un estado de conservación de los edificios que precisan mejoras evidentes”. “La situación de deterioro en los edificios se ha visto afectada también por las situaciones de prórroga presupuestaria de los últimos años, que han ralentizado la gestión de los respectivos procedimientos de contratación”, esgrime el plan presupuestario para 2021, que contempla unas inversiones reales en Patrimonio Sindical Acumulado de 6,8 millones de euros, a parte de unos gastos en arrendamientos de edificios PSA de 1,7 millones.

Dos turistas posan para hacerse una fotografía este verano en Barcelona.

En cualquier caso, las ventas de patrimonio sindical acumulado no son nuevas. En los últimos años, distintos gobiernos han intentado hacer caja con estos inmuebles, si bien muchas de las subastas se han quedado desiertas. Fuentes conocedoras de estos procesos explican el poco interés de los inversores en el PSA porque la calificación urbanística de los inmuebles da poco juego a la iniciativa privada, en el sentido de que en muchos casos se trata de solares bien ubicados, incluso edificios emblemáticos en la configuración estética de las grandes ciudades, que sin embargo no ofrecen a las empresas la posibilidad de levantar en ellos grandes construcciones, como hoteles, por ejemplo. “Esto explica que generalmente estas subastas no tengan empuje”, zanjan las fuentes consultadas.

La referencia más reciente de un Gobierno que realizó alguna de estas operaciones con éxito se encuentra en los Presupuestos Generales del Estado de 2018, todavía vigentes, donde el entonces Ministerio de Empleo apuntaba que en 2017 se consiguieron unos ingresos extraordinarios de 2,4 millones de euros como resultado de una subasta de solares y mantenía su propósito de convocar nuevos procesos de enajenación. En el momento actual, Trabajo no tiene estimaciones de ingresos para las subastas previstas en 2021, dado que el valor de salida de los bienes se verá inevitablemente condicionado por la situación del mercado inmobiliario, donde todavía se espera el impacto de la crisis de la Covid-19. En cualquier caso, fuentes con experiencia en este tipo de operaciones indican que la tasación de los inmuebles siempre ha sido un “handicap” por los altibajos del mercado.

En total, la Administración General del Estado posee un conjunto de 564 bienes de Patrimonio Sindical Acumulado, según consta en el resumen de actividades de la Dirección General del Patrimonio del Estado, actualizado por última vez con fecha 31 de diciembre de 2018. Estos bienes se dividen en 526 edificios, que tienen un total de 2,87 millones de metros cuadrados, 35 solares con un terreno de 156.164 metros cuadrados y 3 fincas rústicas que suman 87.601 metros cuadrados. En cualquier caso, todavía se desconoce qué inmuebles tiene intención de sacar a subasta el Ministerio ni cuál será su valor de salida. Esta cuestión, insisten desde Trabajo, dependerá de la situación del mercado inmobiliario en el momento de la subasta y, como manda la legislación, se consultará con los interlocutores sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *