Historias destacadas

El Ibex 35 dibuja una estampida alcista: noviembre, el mejor mes de la historia

Spread the love

Era el peor de la clase hasta octubre, pero se está graduando con honores en la recta final de 2020, el año de la pandemia. El Ibex 35, la referencia española, ha vuelto a situarse en el radar de los grandes inversores con el efecto de las vacunas y la victoria electoral de Joe Biden. El índice suma un 25,6% en noviembre a falta de dos sesiones para cambiar la hoja del calendario y, salvo catástrofe, será el mejor mes de su historia.

El marcador final dejará pequeños los 16% mensuales registrados en junio de 2012 -tras el rescate a España y en vísperas del ‘whatever it takes’ de Draghi– o en febrero de 2000, en los últimos coletazos de la burbuja puntocom. A muchos inversores les ha pillado fuera de juego la envolvente alcista del que era el peor índice de Europa y del mundo desarrollado.

Con un avance del 25,6%, el Ibex 35 se sitúa a la cabeza de las referencias bursátiles tradicionales. Solo el ATX de la Bolsa de Viena (Austria) está cerca de sus guarismos (+22%), mientras que el Ftse Mib italiano todavía no llega al 20% en noviembre. En el último mes, el Cac 40 de París se ha revalorizado alrededor del 17%, mientras que el Dax alemán suma un 10%, menos de la mitad que el termómetro de la bolsa española.

Las subidas comenzaron en vísperas de las elecciones presidenciales en EEUU del pasado 3 de noviembre. La victoria de Joe Biden frente a Donald Trump provocó el comienzo de la rotación de activos desde los valores de mayor crecimiento a compañías cíclicas y más castigadas durante la crisis.

Fruto de ese giro de mercado comenzaron a revalorizarse con fuerza las divisas de los principales países emergentes, que ven con mejores ojos un presidente en la Casa Blanca que no sabotee el comercio internacional. De hecho, el Ibex 35 pasó de convertirse en sitio de paso para el gran capital a destino y refugio por su exposición a países como Brasil, México o Turquía.

Las bolsas dudan en la recta final de julio.

El Ibex 35 se anotó un 6,4% solo en esa semana electoral, la primera de noviembre, marcada por la incertidumbre del recuento de votos que tardó 4 días en confirmar un ganador oficial en las urnas. El lunes 9 de noviembre llegó el día clave para explicar la dimensión de la subida actual de las bolsas españolas y que hayan sacado amplia ventaja a otros mercados.

Ese día, el tándem formado por PfizerBiontech publicó la noticia más esperada de 2020: el informe preliminar de resultados de su vacuna contra la Covid-19. La alta tasa de efectividad en humanos y su disposición a solicitar el uso de emergencia a los reguladores del medicamento desató la euforia en las bolsas que se ha mantenido hasta final de mes.

Empresas clave en la estratosférica subida mensual del Ibex 35 han sido, entre otras, la hotelera Meliá o el grupo de aerolíneas IAG (Iberia, Vueling) con revalorizaciones superiores al 70%. El nuevo escenario económico con una o varias vacunas en marcha levantó el yugo de la incertidumbre que pesaba sobre las empresas del sector turístico. 

Los inversores valoran la perspectiva de que puedan volver a operar en sus respectivos negocios, algo que no estaba del todo claro en octubre. Amadeus, la tecnológica de reserva de vuelos y uno de los pesos pesados del parqué, ha repuntado más de 40%. Junto a ellas comenzó a recuperarse el precio del petróleo y, como no podía ser menos, Repsol. La petrolera está culminando su mes récord en bolsa (+55%) con un nuevo plan de inversiones, de recompra de acciones y de dividendos para los próximos años.

Pero el gran protagonista de noviembre, y verdadero motor de la escalada del Ibex 35, ha sido BBVA. El segundo banco español por valor en bolsa sube cerca del 60% después de que haya eliminado cualquier tipo de incertidumbre sobre su posición de capital con la venta de BBVA USA por 9.700 millones de euros. De hecho, los inversores han cambiado su sesgo con el banco incluso ante el anuncio de conversaciones de fusión con Sabadell. Banco Santander (+47%), Bankia (+37%) o Caixabank (+35%) son otras acciones que han subido más que el promedio Ibex 35 en lo que va de mes.

La rotación de carteras desde las posiciones de mayor fortaleza a los valores más castigados se ha hecho especialmente visible en las estrellas de la bolsa en 2020. Frente al 25% de subida del Ibex 35, la operadora Cellnex cae un 6% en noviembre y la farmacéutica Pharmamar un 14%. El sector energético, hasta la fecha el más fuerte, se ha quedado rezagado con Iberdrola subiendo tan solo un 6%, Naturgy un 13% y Endesa un 1,6%. 

Se acaba noviembre y el Ibex 35 tiene margen de recuperación frente al rendimiento de otras bolsas europeos. Continúa un 15% por debajo los niveles de 2019. La Bolsa de Lisboa ya solo le aventaja en 400 puntos básicos, la francesa nueve puntos y la alemana -que sube un 1% en 2020- ‘solo’ quince. Parece insalvable, pero hace solo un mes parecía imposible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *