Negocio

El Leganés sigue con su castigo en bolsa y ‘pierde’ 12 millones en solo tres años

Spread the love

Mal año para el C.D. Leganés. El conjunto madrileño presidido por María Victoria Pavón descendía a Segunda División al finalizar la temporada 2019/2020 y este año buscará recuperar el puesto perdido. Tras 16 jornadas disputadas, dicha posibilidad es una realidad puesto que se sitúa en el tercer puesto de la clasificación. El balance deportivo, por tanto, no fue positivo y el económico arrojó grandes luces, puesto que logró un beneficio de 14,04 millones de euros, aunque también alguna sombra ya que supone una caída de 6,7 millones y, otro año más, sus inversiones en bolsa no han marchado como hubieran previsto ya que sufren un deterioro de 8,6 millones. 

La cúpula directiva del CD Leganés decidió invertir 23,97 millones de euros en bolsa durante la temporada 2017/2018, cuando el conjunto madrileño logró consolidarse en la máxima categoría del fútbol español y logró su segundo año en la élite. Por aquel entonces, y con el objetivo de sacar rendimiento a su liquidez, el club realizaba la compra de un gran paquete de acciones, en su totalidad, del Banco Santander

A cierre de ese mismo ejercicio, el 30 de junio de 2018, dichas inversiones acusaban el golpe de los mercados y asumían un deterioro de alrededor de 3,6 millones. Un año más tarde, al finalizar la temporada 2019, el castigo es de 2,12 millones y, tras la publicación hace pocos días de sus cuentas de la temporada ya finalizada, el impacto ha sido aún más severo ya que asciende a 8,55 millones de euros. Es decir, en total habría sufrido un ‘deterioro por enajenación de instrumentos financieros’ por encima de los 14 millones, cifra similar a la cuantía que el conjunto del sur de Madrid como ayuda tras el descenso sufrido

El peor fichaje del Leganés: 'pierde' 3,6 millones en bolsa tras invertir casi 24

Esta gran deterioro, no obstante, es menor debido al cobro de los dividendos pagados por Banco Santander, que se descuentan (de manera automática) de su precio de cotización el día en que es pagado. Por este concepto, el CD Leganés ha percibido unos 531.000 euros en 2018, 912.000 euros en 2019 y 490.000 euros en la última temporada. Es decir, las pérdidas serían del entorno de los 12 millones si optara por la venta de sus acciones y si tomamos como referencia el precio al que cerraron el 30 de junio. 

Esta fuerte reducción del dividendo con respecto al percibido en 2019 obedece a la delicada situación que atraviesan los bancos en bolsa y que provocaron que el BCE obligara a suspender dichas retribuciones con el objetivo de fortalecer sus balances y poder prestar más dinero para combatir los efectos de la Covid-19. En el caso del CD Leganés, y al tener acciones de Banco Santander, no percibió el dividendo de 0,13 euros por acción que la entidad presidida por Ana Botín tenía previsto abonar en mayo. Además, aún están pendientes de si el organismo presidido por Christine Lagarde autoriza la vuelta a las retribuciones durante 2021. 

La nota positiva para el Leganés es que, si la marcha de Banco Santander sigue siendo la misma que hasta ahora, podría dejar atrás parte de sus minusvalías latentes. ¿El motivo? El precio de cotización de la entidad cántabra cerró el 30 de junio de 2020 en los 2,084 euros por acción (vs. 3,91 euros de un año antes) y actualmente ha sufrido un calentón bursátil como consecuencia de los avances en la vacuna y de la victoria de Biden, lo que ha hecho que cotice en los 2,862 euros por título. Es decir, se anota una subida del 37,2% desde que el club madrileño cerrara su último ejercicio empresarial. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *