Política Salud

El Sindicato de Enfermería, en guerra con Fernando Simón: pide su cese ‘inmediato’ a Sanidad

Spread the love

Más información

Es uno de los rostros más conocidos en la pandemia por coronavirus, un despropósito completo cargado de meteduras de pata y dislates varios.

Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha vuelto a liarla después de que el pasado el jueves 29 de octubre de 2020 participara en un programa de Facebook junto a los conocidos escaladores Iker y Eneko Pou.

Durante la emisión, el máximo responsable del Gobierno para el control de las pandemias, respondió a preguntas en tono humorístico cómo: «¿Te gustan las enfermedades infecciosas o las enfermeras infecciosas?». A lo que Simón, respondió entre carcajadas que «no les preguntaban si eran infecciosas o no, eso se veía unos días después«.

Por su parte, el sector ha mostrado su indignación con Simón. Si hace unos días el Consejo General de la Enfermería (CGE) estudiaba pedir al Gobierno su expulsión, ahora, el presidente del Sindicato de Enfermería (SATSE), Manuel Cascos, ha pedido al ministro de Sanidad, Salvador Illa, que cese «de manera inmediata» al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), por sus comentarios «totalmente ofensivos, humillantes y denigrantes hacia las mujeres enfermeras, que siguen luchando diariamente contra la pandemia de COVID-19, poniendo su seguridad y salud en grave riesgo, así como la de las personas de su entorno».

«No puede seguir ni un día más siendo la voz e imagen del Ministerio de Sanidad»

De esta forma, en una misiva dirigida tanto al ministro de Sanidad como a la titular de Igualdad, Irene Montero, el presidente de SATSE les traslada «la absoluta indignación» de los profesionales del sector.

«Las palabras de Fernando Simón demuestran una bajeza moral inaceptable, así como una indignidad personal hacia las enfermeras y las mujeres en su conjunto. Debe pedir perdón de manera pública por mancillar el honor de todas ellas y exigimos también que su superior inmediato actué en consecuencia y le cese de su actividad de manera fulminante».

En esta línea, el sindicato defiende que «Fernando Simón no puede seguir ni un día más siendo la voz e imagen del Ministerio de Sanidad en unos momentos tan duros y difíciles como los actuales en los que se requiere, ante todo, un absoluto respeto hacia los profesionales sanitarios que se están dejando literalmente la piel para atender y cuidar de la mejor manera posible a todas las personas con COVID-19 y con otras patologías».

El asunto no acaba ahí, y es que la organización sindical ha solicitado a sus servicios jurídicos que estudien si las palabras de Fernando Simón pudieran ser constitutivas de un delito contra el honor de la persona, en este caso, hacia el de las mujeres enfermeras.

«Las mujeres enfermeras llevan muchos años luchando contra estereotipos y comentarios sexistas y denigratorios que suponen un grave perjuicio para su desarrollo y avance profesional, por lo que es totalmente reprobable que un portavoz gubernamental colabore en la perpetuación de estas actitudes y comportamientos tan deleznables».

Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *