Ciencias

El Sistema Solar ‘nació’ en menos de 200.000 años

Spread the love

Más información

La creación del Sistema Solar pudo ser mucho más rápida de lo pensado.

Un análisis de isótopos en el molibdeno encontrado en meteoritos revela que nuestro sistema solar se formó en el corto periodo de tiempo de 200.000 años, hace unos 4.500 millones de años.

El material que compone el sol y el resto del sistema solar provino del colapso de una gran nube de gas y polvo hace unos 4.500 millones de años.

Al observar otros sistemas estelares que se formaron de manera similar al nuestro, los astrónomos estiman que probablemente se necesitan entre 1 y 2 millones de años para el colapso de una nube y la ignición de una estrella, pero este es el primer estudio que puede proporcionar cifras sobre nuestro propio sistema solar.

«Anteriormente, el marco de tiempo de formación no era realmente conocido para nuestro sistema solar», explicó el cosmoquímico de Lawrence Livermore National Laboratory, Greg Brennecka.

«Este trabajo muestra que este colapso, que llevó a la formación del sistema solar, ocurrió muy rápidamente, en menos de 200.000 años. Si escalamos todo esto a una vida útil humana, la formación del sistema solar se compararía con un embarazo que dura aproximadamente 12 horas en lugar de nueve meses. Este fue un proceso rápido».

Los sólidos fechados más antiguos del sistema solar son las inclusiones ricas en calcio y aluminio (CAI), y estas muestras proporcionan un registro directo de la formación del sistema solar.

Estas inclusiones de un micrómetro a un centímetro en meteoritos se formaron en un ambiente de alta temperatura (más de 1300 Kelvin), probablemente cerca del joven sol.

Luego fueron transportados hacia la región donde se formaron los meteoritos de condrita carbonosa (y sus cuerpos parentales), donde se encuentran hoy.

La mayoría de los CAI se formaron hace 4.567 millones de años, durante un período de aproximadamente 40.000 a 200.000 años.

El equipo internacional midió las composiciones isotópicas y de oligoelementos de molibdeno (Mo) de una variedad de CAI tomados de meteoritos de condrita carbonácea, incluido Allende, la condrita carbonosa más grande encontrada en la Tierra.

Debido a que encontraron que las distintas composiciones isotópicas de Mo de los CAI cubren toda la gama de material que se formó en el disco protoplanetario en lugar de solo una pequeña porción, estas inclusiones deben haberse formado dentro del lapso de tiempo del colapso de las nubes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *