Historias destacadas

El socio de Villarejo ‘coló’ en España a invitados a la boda de un cargo del BBVA

Spread the love

La secretaria del exjefe de Seguridad del BBVA compareció en la Audiencia Nacional la pasada semana para responder por los contratos con José Manuel Villarejo. Elena Martín fue preguntada no solo por la relación del banco con Cenyt sino también con otros funcionarios ante las investigaciones que apuntan que la entidad recibió tratos de favor de la Policía a cambio de donaciones. Aunque las limitó a ciertas concesiones (como beneficios en la renovación del DNI), los correos electrónicos que obran en el sumario de la causa apuntan que este vínculo sirvió incluso para que el considerado como Tándem de Villarejo, Carlos Salamanca, facilitara la entrada ilegal de ciudadanos extranjeros en España. 

Así consta en una serie de comunicaciones de hace once años y a las que ha tenido acceso La Información. De entre ellas destaca un mensaje intercambiado en julio de 2009 entre Julio Corrochano y Salamanca, una de las figuras claves del caso Villarejo. El que fuera comisario jefe de Barajas está acusado en la pieza primera del procedimiento por facilitar la entrada ilegal en España de ciudadanos guineanos. A cambio recibió dádivas como viajes a Londres, dos porsches o más de una docena de relojes de lujo. En el caso relativo al BBVA, Corrochano recurrió a él y le envió un listado con cerca de 20 nombres de personas para que entraran a España desde Barajas. 

“Carlos, como te comenté por teléfono te mando listado de viajeros procedentes de México que vienen a una boda de un consejero del banco“, reza la misiva. La misma incluye los datos de dos vuelos diferentes en los que iban a viajar un total de 19 personas entre los días 12 y 14 de julio de ese 2009. “Todos tienen sus correspondientes reservas de hotel. Si necesitas algún detalle más al respecto me lo comunicas”, expuso Corrochano a Salamanca. La petición se enmarca dentro de una serie de favores que el banco pidió al comisario amigo de Villarejo y que ya salieron a relucir en esta pieza novena del caso Tándem, tal y como adelantó La Información. 

Julio Corrochano

“Traerá los 500 euros que le estoy enviando”

En ese caso se trataron de hechos ocurridos en 2012 aunque de nuevo apelaron a la autoridad de Salamanca para que facilitara la entrada en España de familiares de un exdirector general de operaciones de la entidad. Dicho material se incluye en el forensic que encargó el banco a PwC para tratar de esclarecer de donde partieron las órdenes de contratar con el entramado empresarial de Villarejo. La investigación interna ordenada hace ahora dos años, reveló que se había producido entregas de “aguinaldos, donativos y regalos” en Navidad. El forensic advirtió entonces que estas presuntas dádivas fueron a parar no solo a agentes policiales, sino también a “miembros de otras instituciones oficiales y a escoltas de la alta dirección”.

Preguntada por este asunto en sede judicial, la exsecretaria de Corrochano dijo que las relaciones entre Policía y entidad eran buenas pero que a ella solo le constaba que los regalos en cuestión se limitaban a ciertos tratos de favor en asuntos menores, como la renovación del DNI. Del banco dijo que aportó donaciones a la Policía con motivo de la festividad de los Santos Ángeles Custodios y que también entregó mobiliario de algunas oficinas que se iba retirar. No obstante, los investigadores de ‘Tándem’ le preguntaron especialmente por los correos a los que ahora ha tenido acceso este diario y que no se ciñen a este encargo concreto. De hecho, en otra de las misivas, de nuevo Corrochano aprovecha la buena relación con el exalto mando policial para darle los datos de una ciudadana de México que viajaba a España.

Este ‘pedido’ se trató un año antes, en 2008, y en el mismo el exresponsable de seguridad del BBVA le pedía de nuevo ayuda facilitándole datos clave de la pasajera como su número de pasaporte y el horario de llegada. “Lleva fuera de España desde el 19 de diciembre y, por lo tanto, más de 3 meses“, explica, en referencia a que había expirado el plazo de vigencia de los visados para poder circular por España. “Siguiendo tus recomendaciones de veces anteriores, el billete de vuelta lo tiene para una semana más tarde. Traerá los 500 euros que le estoy enviando hoy mismo y una carta de invitación. Dime si necesitas algo más”, insiste el exjefe de seguridad del banco, deslizando de esta forma que esa cuantía podría ir destinada al exmando policial en calidad de dádiva por evitar su paso por el control de aduanas. 

bbva

A un paso del banquillo

Las sospechas de que Salamanca se enriqueció con estos favores se apuntalaron la pasada semana. El magistrado terminó la investigación de la primera de las 30 piezas que forman la causa al constatar indicios suficientes de que el ‘Tándem’ de Villarejo se enriqueció con esta práctica ilegal. Por ello le dejó a un paso del banquillo junto con el empresario (y denunciante de la trama) Francisco Menéndez Rubio, alias ‘El Pagafantas’. El primer instructor, Diego de Egea, llegó a archivar la imputación del comisario alegando falta de pruebas, sin embargo García Castellón ha sentenciado que el comisario jefe de puesto de Barajas hasta 2015 incumplió “de forma deliberada y grosera” los requisitos, porque expidió visados pese a que en frontera únicamente se otorgan por la Comisaría General y en situaciones excepcionales, como puede una emergencia humanitaria. 

En lo que respecta a los encargos concretos del BBVA, el juez ha dejado claro que, de momento, no forma parte de esta investigación penal. Así lo acordó en respuesta a la petición de que se abriera pieza separada para investigar a los imputados -entre los que se encuentra el propio banco como persona jurídica- por presunta organización criminal. García Castellón expuso en un auto el pasado 20 de octubre que de las investigaciones practicadas en esta pieza no hay indicios suficientes que permitan concluir que estos tratos de favor y los regalos recibidos –que incluyen bicicletas a campamentos de verano– están directamente vinculados con las contrataciones de Cenyt que costaron al banco cerca de 10,3 millones de euros.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *