Historias destacadas

“El toque de queda sanitario tiene que surgir de un acuerdo a nivel nacional”

Spread the love

La Covid sigue su curso en la Comunidad de Madrid. Primero fue la declaración de estado de alarma; después, ‘confinamientos’ en zonas sanitarias; más tarde, otro estado de alarma y, ahora, el toque de queda sanitario es la última medicina que se baraja para contener al virus. Las cifras en la región se han dulcificado. Pero en el propio gobierno de Díaz Ayuso son conscientes de que hay que adoptar más medidas que aplaquen al ‘bicho’. Y el toque de queda -como en París- podría ser una solución.

David Pérez es consejero de Vivienda y de Administración Local. Antes fue diputado en la Asamblea de Vallecas, portavoz de PP en la Cámara autonómica, alcalde de Alcorcón… Él tiene claro que hay que actuar. “Sería un toque de queda sanitario que debería de surgir de un acuerdo nacional para que se pueda aplicar luego en función de las necesidades de cada autonomía. Nosotros seríamos partidarios de aplicarlo; el resto, que tome sus decisiones”.

El Ejecutivo de Sol espera primero a que la propuesta sea acogida favorablemente por el Gobierno de Pedro Sánchez. “Es un tema para debatir y si hay acuerdo pues se podría aplicar. Nosotros no podemos implementar esta medida de forma unilateral . Necesitamos cobertura a nivel estatal que permita reducir la movilidad en una franja horaria que haga el menor daño posible a la economía pero que puede servir para limitar o reducir al máximo actividades que están generando contagios como pueden ser los botellones o las fiestas en casas“, señala David Pérez a La Información.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

No va a ser un camino fácil. La propuesta de toque de queda sanitario lanzada por Madrid surge de profesionales de la Medicina pero ha de encajar en el puzzle que construye a diario el ministro Salvador Illa. El titular de la cartera de Sanidad dice que es una posibilidad a estudiar, siempre y cuando cuente de antemano con el beneplácito y el respaldo sin fisuras de los grupos del Congreso de los Diputados, incluyendo, naturalmente, al PP de Pablo Casado. En resumen, Illa busca compañeros de viaje que no se vayan a rajar a las primeras de cambio dando lugar a un conflicto político.

También está por definir cuál sería la franja horaria que abarcaría el toque. La Comunidad de Madrid baraja que se lleve a cabo entre las 12 horas de la noche y las seis de la mañana, horquilla que no aprieta más la soga a la hostelería pero que permitiría controlar la celebración de reuniones en las que la Covid puede transmitirse más fácilmente. A diario, fiestas y botellones son denunciados o desmontados. Los más de 33.000 muertos y ya casi un millón de infectados no han sido suficientes para concienciar a una parte de la población que mantiene actitudes de riesgo. “Este horario  permitiría el desplazamiento a los trabajos a horas tempranas, apurar hasta las 12 de la noche para permitir el regreso a sus hogares de los trabajadores de hostelería y otras industrias o sectores, por ejemplo, los comercios. Siempre va a haber afectados, porque hay actividades que tienen también parte de su desarrollo por la noche”, matiza el consejero.

“Creemos que es una medida que sí va a servir y que es de las que menos daño hace; vamos a ver qué resultados tiene si sale adelante. Es prematuro saber cómo se puede desarrollar y hay que estudiar las excepciones, los salvoconductos para determinados profesionales… Cualquier medida es dolorosa pero más dolorosos son los fallecimientos y los contagios“, afirma el consejero. Nada se sabe de qué podría pasar con el Metro, los autobuses, los taxis, las VTC… La propuesta del Gobierno de Ayuso -entre las 12 de la noche y las seis de la mañana- se queda muy lejos de la adoptada en la vecina París, donde todo se cierra a las nueve de la noche.

Encendido de las luces de Navidad de Madrid

El asunto irá más lento de lo deseable. En la tarde de ayer, el Gobierno de España canceló la reunión de la Comisión Interterritorial, donde debería haberse tratado este asunto, para proceder a un encuentro con el ministro de Universidades. La Interterritorial se llevará a cabo el jueves, coincidiendo con la votación en el Congreso de los Diputados de la moción de censura interpuesta por Vox contra Sánchez. Y, todo ello, en vísperas de que decaiga el actual estado de alarma el próximo sábado.

Los técnicos de la Real Casa de Correos indican que la incidencia de la enfermedad en la Comunidad de Madrid está mejorando, habiendo descendido el número de contagios, “pero evidentemente todavía no está solucionado el problema en nuestra comunidad como no está superado en todo el país. En estos momentos hay CCAA que nos doblan en contagios aunque Madrid sigue teniendo los suficientes para que tengamos que seguir preocupados”, reconoce el consejero del gabinete de Ayuso. “Hay que continuar con la realización de los test, porque cuando sale un positivo, identificado y aislado, se evitan probablemente cientos de contagios en función del nivel de actividad que tenga y del nivel de contactos. Además, la autoridad sanitaria ha de determinar si hay que continuar con algunas restricciones; yo creo que sí, más allá del sábado porque la situación no está cien por cien controlada y hasta que no sea así hay que ser prudentes”.

ERTE, negocios cerrados… Uno de los grandes motores económicos del país se ha visto zarandeado por la pandemia: “La economía  de la Comunidad de Madrid está muy afectada y más que lo va a estar porque las consecuencias de estas restricciones y los efectos que ha habido sobre el consumo han sido muy duros. Con todo, las prioridades siempre ha de ser protección de la salud, protección de la economía; siempre en ese orden”, dice Pérez. “Por desgracia esto no ha acabado todavía y es prematuro evaluar cómo va a repercutir todo esto en nuestra situación económica. A veces los daños en una economía como la española no son inmediatos; pueden mostrar su cara en un medio o largo plazo”.

Críticas al Gobierno

El político del PP no ahorra en críticas al Gobierno de Pedro Sánchez, al que acusa de haber tratado mal a los madrileños. “Creemos que el Ejecutivo socialista, durante toda la gestión de la pandemia, ha dado a Madrid un trato injusto e impregnado de connotaciones políticas, cuando debería haber sido un trato ecuánime y equilibrado con el resto de España, fundamentado estrictamente en la protección de la salud y la colaboración institucional. Ha faltado lealtad institucional, colaboración y trato igualitario con Madrid respecto a otras comunidades autónomas. Al Gobierno de España le ha sobrado política y le ha faltado rigor sanitario y colaboración institucional”.

“Hubo un momento en el que parecía que el Gobierno central quería pasar página de lo que hasta ese momento había sido un trato que no era justo hacia Madrid. Nosotros confiamos, fuimos con esa disposición y luego nos han vuelto a pasar cosas como el decreto del estado de alarma: no se puede explicar que haya comunidades autónomas con iguales o peores situaciones  en las que no se interviene y otras, como la de Madrid, en las que sí”, sentencia Pérez.

Para la recuperación hará falta dinero. Y Europa lo ha servido en bandeja. De hecho, la Comunidad de Madrid espera la llegada de los fondos europeos y, también, la posibilidad de intervenir en su destino. La hipótesis de que el Gobierno decida por las CCAA intranquiliza a Madrid. “Todas las comunidades estamos preparando proyectos, todas. La que diga lo contrario, miente. Los fondos pueden significar un estímulo importante. Probablemente lo que le gustaría hacer a Sánchez sería un reparto de los fondos como se hizo con el ‘Plan E’ o como una especie de nuevo PER. Quiero pensar que no va a ser así y que va a haber un reparto justo y un acceso eficaz a esos fondos; es la obligación del Gobierno”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *