Cultura

«Es una exageración hablar de organización criminal»

Spread the love

Cándido Conde Pumpido, el abogado de Rafael Amargo y su mujer, se queja de no haber podido asistir aún al bailarín y coreógrafo, que fue detenido la tarde del martes imputado por un delito de pertenencia a organización criminal y otro de tráfico de estupefacientes. El abogado comentó este miércoles a Efe que se enteró por la prensa de la detención. «Al parecer se comunica antes a la prensa que al Colegio de abogados», lamentó.

«Llevamos desde ayer intentando que nos permitan verle y no ha sido posible. Tampoco nos han dado a conocer los elementos del procedimiento». El letrado esperaba poder encontrarse con su defendido en la comisaría de Leganitos, de Madrid, en la que este miércoles por la tarde permanecía detenido Amargo a la espera de pasar este jueves a disposición judicial.

Conde Pumpido dijo tener «constancia de que a los detenidos se les están haciendo preguntas sin presencia letrada», tras casi 24 horas de detención, lo que ha calificado como una «aberración y una negación de los derechos del justiciable».

Detenido el bailarín Rafael Amargo por organización criminal y tráfico de drogas

El letrado manifestó que se encuentra en «la total oscuridad sobre lo que se está investigando». «Que se hable de organización criminal por parte de la policía es una exageración. Rafael Amargo no entra en la categoría de crimen organizado. Pero ahora mencionar en una detención asociación criminal es un bonus en cualquier procedimiento».

Esta noche estaba previsto que Rafael Amargo estrenara ‘Yerma’, su último espectáculo en el Teatro La Latina, que en estos momentos está en el aire. «Sin él no creo que se pueda hacer», dijo una de las bailarinas de su compañía, que confesó su desconcierto por lo ocurrido.

La Policía, según recoge ‘ABC’, seguía la pista desde marzo de numerosas incautaciones de droga sintética en el barrio de Chueca, sobre todo de metanfetaminas (cristal). El artista granadino, de 45 años, se dedicaba, supuestamente, a almacenar y distribuir los estupefacientes entre el ambiente gay de la zona. También lo hacía, según las investigaciones, en el barrio donde reside, Malasaña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *