Historias destacadas

Hacienda compra más de 1.000 coches ecológicos y empieza a jubilar los diésel

Spread the love

El Gobierno se lanza a renovar la flota pública de vehículos con una importante adquisición en lo que queda de 2020. El Ministerio de Hacienda está comprando utilitarios, todoterreno o motos dentro de un plan para ir renovando progresivamente un parque envejecido y contaminante. Se trata de un ambicioso plan a varios años para dar un impulso a la cadena de valor del automóvil y que fue anunciado a bombo y platillo por Pedro Sánchez el pasado mes de octubre. Los primeros contratos con las compañías automovilísticas se están firmando estos días, coincidiendo con la negociación de los Presupuestos del próximo año.

El departamento dirigido por María Jesús Montero acaba de suscribir un contrato con Renault. También hay otro con Peugeot. Se espera también llegar a acuerdos con Seat, con Volvo, con Nissan, con Opel. El objetivo es adquirir en esta primera fase hasta final de año entre 1.000 y 1.000 nuevos vehículos ecológicos, según explican a La Información fuentes del Ministerio de Hacienda. El Gobierno huye el diésel. Son híbridos gasolina o eléctricos cien por cien que vienen a sustituir a otros utilitarios con más de diez años de antigüedad que irán llegan en las próximas semanas a diferentes departamentos públicos.

En estos momentos la Administración General del Estado cuenta con de  cuenta con 5.794 ejemplares con una antigüedad de más de diez años, según datos de Hacienda. En esta primera fase, por tanto, se renovará aproximadamente un quinto de ellos. En total se invertirá en los próximos años 250 millones de euros en la renovación de la flota pública.

Bicicletas y coches en el núcleo urbano de Madrid

En este plan también se incluye la progresiva adquisición de vehículos para ir sustituyendo los coches oficiales que utilizan los ministros y sus equipos. Los altos cargos del Gobierno disponen de un total de 145 utilitarios, muchos de ellos diésel. Es el Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática el departamento con más: 25, casi la sexta parte (17,2%). Le siguen los Ministerios de Hacienda de Montero, con 13 coches, y el de Asuntos Económicos y Transformación Digital de Nadia Calviño, con 11.

El resto de departamentos ministeriales van del único coche que tiene el Ministerio del Interior de Fernando Grande-Marlaska a los siete que tiene la cartera de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana de José Luis Ábalos y los ocho con los que cuenta Arancha González Laya en el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. El grueso de ministerios dispone de media de cinco vehículos (Agricultura, Pesca y Alimentación; Ciencia e Innovación; Cultura y Deporte, Defensa, Derechos Sociales y Agenda 2030; Educación y Formación Profesional; Sanidad; y Trabajo y Economía Social) o de seis (Inclusión, Seguridad Social y Migraciones; Industria, Comercio y Turismo; Política Territorial y Función Pública; y Transición Ecológica y Reto Demográfico). Por su parte, los ministerios capitaneados por Irene Montero (Igualdad), Alberto Garzón (Consumo) y Manuel Castells (Universidades), todos ellos de Unidas Podemos, tienen tres coches oficiales cada uno.

El Gobierno está intentando electrificar la flota de vehículos oficiales y para ello también está instalando una electrolinera en el Parque Móvil del Estado. Según explican desde Hacienda, se acaban de construir 74 puntos de carga eléctrica para recargar los coches que ya disponen de esta tecnología.

Renovación urgente del Parque Móvil

La nueva Ley del Clima obliga, de hecho, al Gobierno a abordar con carácter prioritario la renovación de más de la mitad de la flota de vehículos oficiales. Se trata de más de 320 vehículos de gama media y alta, en su mayoría, que son contaminantes y que el proyecto estrella de la vicepresidenta Teresa Ribera exige que vayan siendo sustituidos. La fecha límite que fija la normativa es 2030: “El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima establecerá para el año 2030 objetivos de penetración de vehículos con nulas o bajas emisiones directas de CO2 en el parque nacional de vehículos según sus diferentes categorías”. No más tarde del año 2040 todos esos coches Audi, Ford, Renault y Peugeot debe ser con emisiones de 0gCO2/km.

La flota oficial de vehículos del Estado del Parque Móvil, no confundir con la de todos los de titularidad pública- está compuesta por 704 vehículos. De ellos, el 46% utiliza energías limpias y sostenibles medioambientalmente. En concreto, son 168 Ford Mondeo híbrido (gasolina), 145 Toyota Prius Híbrido (gasolina) y 10 Renault Zoe 100% eléctricos etiqueta cero de la DGT. En los últimos meses se han adquirido 4 Ford y 1 Renault. Queda, por tanto, más de la mitad de la flota oficial por renovar, un plan que va a afectar especialmente a los vehículos de gama alta que transportan a los principales cargos del Gobierno, incluidos los ministros, y de la administración.

El proceso de renovación de vehículos oficiales se inicio en 2018, el año del relevo de María Jesús Montero por Cristobal Montoro. En ese momento se adquirieron 164 vehículos híbridos Ford Mondeo con etiqueta ECO y otros 9 Renault Zoe cien por cien eléctricos. Luego llegaron los Pryus. Fue un tímido avance casi nueve años en los que no se pudo comprar ni un coche oficial por la crisis. En 2017 solo se adquirió uno, el A8 L Security que estrenó Mariano Rajoy y que ahora utiliza Pedro Sánchez. Es uno de los vehículos oficiales más contaminantes por el peso. Costó medio millón de euros y consume 13,8 litros cada 100 kilómetros. La ‘Ley Ribera’ obliga a ir buscando un relevo a medio plazo.

El Audi A8 contaminante de Pedro Sánchez

Han sido varios años de restricciones presupuestarias y medidas de contención del gasto que, durante la última crisis, han obligado al Parque Móvil a no poder renovar su flota. En los últimos dos años empezaban a recuperar la posibilidad de renovar unos vehículos que, según reconocen, cuentan con un elevado número de kilómetros en sus motores. La antigüedad media de los vehículos oficiales era, hasta las primeras adquisiciones de 2018, superior a los 14 años. Ahora será algo menor, pero superior a la década.

El propio Parque Móvil reconocía en su informe de gestión que la no renovación de su flota “representa de problemas tanto de seguridad como de medio ambiente, máxime teniendo en cuenta el cierre al tráfico de determinados vehículos del centro de Madrid, escenario de una parte significativa de los desplazamientos de nuestra flota”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *