Negocio

Iberdrola propone reducir un 15% de su plantilla en España

Spread the love

La dirección de Iberdrola ha iniciado el proceso de negociación de un nuevo convenio colectivo para la sociedad en España con un claro mensaje encima de la mesa:la reducción de la plantilla formada por unos, según los datos anuales a cierre de 2019. La propuesta de la compañía presidida por Ignacio Galán pasa por recortar un 15% de la plantilla.Esto es, unos 1.400 empleados.

Se trata, en cualquier caso, de una proposición «de máximos», apuntan fuentes sindicales. Como en toda negociación, los representantes de los trabajadores esperan que la disminución de la plantilla acabe siendo menor. Pero, en cualquier caso, Iberdrola reducirá su estructura laboral en los próximos años. Años porque se trata de procesos complejos que se irán materializando por sociedades durante más o menos meses, dependiendo de las características de cada uno de esos negocios en España.

Aunque las negociaciones se encuentran dando los primeros pasos, la idea de la corporación pasaría por habilitar las salidas de la parte de la plantilla afectada de forma no traumática. Esto es, huir de despidos forzosos. El grupo quiere hacerlo de forma pactada y, aunque no se ha definido, mediante jubilaciones anticipadas, una vía por la que Iberdrola asumiría todo el coste de la misma. Es una solución similar a la que la banca, y otras grandes compañías, han adaptado en los últimos ERE (Expedientes de Regulación de Empleo) aplicados en los últimos años.

De esta forma, la compañía sacaría de su estructura a los perfiles de mayor edad. Aproximadamente un tercio de la plantilla de Iberdrola tiene actualmente más de 51 años. El objetivo sería incorporar después a trabajadores más jóvenes.

Entre las condiciones que la energética contempla se encuentra la limitación de la tarifa eléctrica de empleado, que exime a los trabajadores prácticamente de pagar por el consumo de luz, limitando ese beneficio a un máximo de 6.500 kilovatios al año.

Incremento salarial

En estas negociaciones, los sindicatos también han puesto encima de la mesa unas condiciones que van desde incrementos salariales entre el 1,5% y el 3,7% fijo y consolidable a un incremento adicional ligado a resultados entre el 1,5% y el 3,25%.

Además, los representantes de los trabajadores han planteado una reducción de las horas anuales de trabajo (unas 1.670 horas) de hasta un 7%, así como la concesión de una nueva paga adicional por antigüedad y una paga por firma de convenio y un plan de pensiones con aportación de la empresa al 100% para todos los empleados.

Igualmente, solicitan una extensión de la póliza sanitaria para todos los familiares de los empleados, un incremento de los días de vacaciones vinculado a los años de antigüedad, así como más flexibilización de jornada y mejoras en conciliación y permisos. Según fuentes cercanas a las negociaciones, el coste estimado de las propuestas de los diferentes sindicatos oscila entre un incremento de un mínimo de un 20% y un máximo de un 60% durante el convenio, cuya vigencia suele ser de cuatro años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *