Negocio

La brasileña Oi, objetivo de Telefónica, salda su deuda millonaria con el Estado

Spread the love

Oi, la mayor operadora brasileña de telefonía fija y que se encuentra en proceso de recuperación judicial y cuya subasta de operaciones móviles tiene a la española Telefónica como comprador preferente, llegó a un acuerdo con el Estado para pagar la mitad de su deuda por multas impuestas por el regulador, que suman 14.300 millones de reales (unos 2.698 millones de dólares). Se trata del mayor acuerdo de este tipo formalizado por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) y la Fiscalía, según un comunicado divulgado este viernes por la Abogacía General del Estado (AGU, por sus siglas en portugués), oficina encargada de los asuntos jurídicos del Gobierno.

De acuerdo con los términos, Oi pagará 7.200 millones de reales (unos 1.358 millones de dólares) la mitad de la deuda total que tiene con el Estado por 198 multas impuestas por la Anatel. La otra mitad de la deuda de la empresa no se pagará por el proceso de recuperación judicial que adelanta Oi, ya que parte de esas obligaciones ya se consideraban irrecuperables, informa Efe.

El presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, presenta las iniciativas de la compañía para los próximos meses

La legislación brasileña vigente permite que las grandes empresas que se encuentran en proceso de reestructuración liquiden sus deudas con descuentos que pueden llegar hasta el 50%, además de plazos de pago que pueden extenderse hasta por siete años. Según el comunicado divulgado por la AGU, el acuerdo finiquita unas 1.700 demandas presentadas contra la operadora.

Oi, la mayor operadora brasileña de telefonía fija y la tercera en telefonía móvil del país, acumuló pérdidas por 12.328 millones de reales (unos 2.282 millones de dólares) en los primeros nueve meses del año, un 80,9% superiores a las que registro en el mismo período de 2019, según el balance divulgado por la compañía. Las obligaciones de la empresa hasta finales de septiembre sumaban 26.929 millones de reales (unos 4.986 millones de dólares), un 50,3% más que las registrados en el comparativo interanual.

El plan de reestructuración aprobado busca que la compañía tan solo mantenga sus operaciones en banda larga y telefonía fija, por lo que prevé la venta de diferentes activos de la operadora, entre los cuales la unidad de telefonía móvil, cuya subasta está prevista para mediados de diciembre. Un consorcio integrado por las subsidiarias en Brasil de la española Telefónica, que opera en el país bajo la marca Vivo, la mexicana América Móvil (Claro) y Telecom Italia (TIM), tiene la preferencia para adquirir en subasta las operaciones móviles de Oi, que pretenden dividir y repartirse

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *