Coronavirus

La farmacéutica Moderna anunció que su vacuna tiene efectividad de un 94,5%

Spread the love

Según la empresa de biotecnología estadounidense Moderna, su vacuna contra el virus reportó buenos datos preliminares, además de demostrar que no requiere de un almacenamiento ultra frío, haciéndola más accesible y diferente a la de Pfizer. Si bien, la OMS afirmó que solo con una vacuna no se resolverá la pandemia. Por su parte, ONU reportó un récord de casos durante el fin de semana y países europeos como Portugal, Rusia e Italia ampliaron medidas anti-infecciones.

Once meses después de que los brotes del virus Covid-19 comenzaran a azotar al mundo hasta convertirlo en un planeta en pandemia, la consecución de una vacuna contra la enfermedad parece estar cada vez más cerca.

Cuando a nivel global los contagios sobrepasan los 54 millones y la cifra de muertes se ubica en más de 1,3 millones –según el más reciente recuento de la Universidad Johns Hopkins–, la farmacéutica estadounidense Moderna informó que, de acuerdo con estudios preliminares, su vacuna tiene una efectividad de alrededor del 94,5%.

Con este hecho ya son dos las posibles vacunas anunciadas en la última semana, luego de que la también compañía estadounidense Pfizer dijera que obtuvo buenos resultados de inmunización en fase 3, superiores al 90% –aunque son preliminares.

Si bien, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que para vencer el virus no bastará con tener una vacuna, y que deberá complementarse con otras herramientas. Por ahora, la propagación de la enfermedad continúa. Rusia alcanzó una nueva cifra récord de casos y Portugal inició un toque de queda en la mayor parte del país, por un aumento de contagios.

A continuación, las noticias más destacadas acerca de la pandemia este lunes 16 de noviembre:

  • La vacuna de Moderna alcanzaría una efectividad del 94,5%

La farmacéutica Moderna anunció durante la jornada que su vacuna contra el virus registra una eficacia del 94,5%, de acuerdo a los datos provisionales de su ensayo clínico. Estos resultados superan incluso las mejores expectativas sobre su proceso de inoculación frente al Covid-19 que afecta a todo el planeta.

Ilustración de la posible vacuna contra el Covid-19 de la farmacéutica estadounidense Moderna, tomada el 10 de abril de 2020.
Ilustración de la posible vacuna contra el Covid-19 de la farmacéutica estadounidense Moderna, tomada el 10 de abril de 2020. © Reuters/Dado Ruvic

Después de que la semana pasada la empresa Pfizer informara de que su vacuna también alcanza resultados de inmunización por encima del 90%, se espera que Estados Unidos pueda tener aprobadas dos vacunas para este diciembre, con hasta 60 millones de dosis disponibles.

El próximo 2021, el país podría tener acceso a más de mil millones de dosis solo de estos dos fabricantes de vacunas, cifra que supera las dosis necesarias para los cerca de 330 millones de personas que residen en suelo estadounidense.

Moderna explicó además que, a diferencia de la de Pfizer, su vacuna no necesita un almacenamiento ultra frío. Es más resistente de lo esperado a las temperaturas promedio de 2 a 8 grados durante 30 días, y se puede almacenar por hasta seis meses a menos de 20 grados, temperatura que pueden proporcionar refrigeradores ordinarios y que además permite distribuirla usando la infraestructura de almacenamiento y envío de cadena de frío ya existentes.

Eso abre la puerta para su uso en lugares de difícil acceso que podrían no ser apropiados para la vacuna de Pfizer que, en cambio, necesita un almacenamiento a menos de 70 grados y por hasta cinco días.

En medio de las buenas noticias, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que tener la vacuna no será suficiente para acabar con el virus y afirmó que las primeras dosis serían en cantidades “limitadas y, por consiguiente, el personal sanitario, las personas de edad y las que tienen mayor riesgo tendrán la prioridad, y esperamos que ello reduzca el número de muertos y permita resistir a los sistemas de salud”.

  • Portugal amplía a 191 las localidades en toque de queda

Desde este lunes, Portugal extiende de 114 a 191 el número de municipalidades donde rige un toque de queda que entró en vigor el sábado, en el marco del estado de emergencia. Entre ellas se mantienen las dos ciudades principales del país, que son Lisboa, la capital, y Oporto, cerca de la frontera con Galicia (España).

La decisión del Gobierno portugués de extender las zonas donde se debe mantener la medida, que regirá al menos hasta el 23 de noviembre, fue tomada luego de que en los últimos quince días fueran computados más de 240 contagiados diarios por cada 100.000 habitantes.

Portugal vivió del 9 al 15 de noviembre la peor semana desde que comenzó la pandemia, con un total de 37.977 positivos más y 485 fallecidos. Actualmente, este país, con alrededor de 10 millones de habitantes, registra un total de 217.301 casos y 3.381 fallecimientos.

  • Rusia alcanza un nuevo récord, que roza los 23.000 contagios

Rusia alcanzó este lunes un nuevo máximo diario con 22.778 nuevas infecciones de Covid-19 en todo el país, según informó el centro de lucha contra el virus.

De esta manera, y por tercer día consecutivo, el número de nuevos casos diarios se mantiene por encima de los 22.000. Además, se registraron 303 nuevas muertes en la última jornada, lo que eleva el total de fallecidos a los 33.489.

En suma, desde que se declaró la pandemia, Rusia ha identificado ya 1.948.603 personas con el nuevo coronavirus, manteniéndose hasta hoy como la cuarta nación más afectada en el mundo, según el ranking de la Johns Hopkins.

Moscú, la capital, sigue siendo el principal centro de la pandemia. En el último día, reportó 6.360 nuevos contagios y 72 decesos. Aunque las autoridades rusas han tratado de evitar la aplicación de nuevas restricciones, a partir de este lunes y por hasta dos meses, Moscú cerrará los museos y restringirá el acceso a cines y teatros a un 25% del aforo.

  • Italia: despiden al recién nombrado responsable de Sanidad de Calabria, en pleno confinamiento

Cuando siete regiones italianas se hallan atravesando su segundo confinamiento obligatorio tras el aumento de los casos, el responsable de Sanidad de una de ellas, la región sur de Calabria, y una de las más pobres, el Gobierno despidió a su recién nombrado responsable de Sanidad, Giuseppe Zuccatelli.

Zuccatelli fue apartado de su cargo solo diez días después de ser designado, en medio de la polémica por un video en el que dice que el uso de las mascarillas “no sirven para nada” a la hora de controlar la propagación de la enfermedad.

“Las mascarillas no sirven para nada. Se lo digo, si quieren, en inglés. ¿Saben qué es útil? La distancia”, declaró en una conversación privada, pero que fue grabada, por lo que la oposición reclamó su salida.

Italia reporta hasta hoy 1.78.529 casos acumulados y 45.229 muertes desde que inició la pandemia, según la Universidad Johns Hopkins.

Con Reuters y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *