Historias destacadas

«La información vale hoy en día su peso en salud»

Spread the love

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, intervino telemáticamente en los IDEALES desde el Palacio de San Telmo. El máximo mandatario autonómico, que clausuró el acto tras la entrega de las distinciones, agradeció al director de IDEAL, Eduardo Peralta, que se hubiera contado con su presencia en esta edición tan especial. «Gracias por permitirme participar en este reconocimiento, los IDEALES del año, que ya es toda una institución en Granada».

Moreno destacó el prestigio de la cabecera, especialmente en estos tiempos tan duros en los que se asume una responsabilidad adicional, tiempos en los que la información vale mucho más que su peso en oro. «Vale su peso en salud, en esfuerzo, en solidaridad, en conocimiento, en esperanza, en futuro frente a esa desinformación y al bulo que por desgracia está tan extendido», explicó el presidente andaluz. Moreno destacó el papel de los medios tradicionales y rigurosos que contrastan de manera permanente la información para contribuir, desde el rigor y la seriedad, a la cohesión, a la convivencia serena y a la estabilidad institucional y social.

El responsable de la Junta de Andalucía ensalzó la labor de las mujeres y los hombres distinguidos como IDEALES del año. «Qué gran honor ser andaluz junto a estos andaluces. Porque todos ellos comparten esa sensibilidad, ese talento y esa generosidad que nos permitirán superar este trauma colectivo».

«Ahora cobra más importancia que nunca el papel de los medios rigurosos que contrastan la información» juanma moreno

Su primer recuerdo fue para el médico José Manuel Fernández Cuesta –«a quien tuvimos la irreparable desgracia de perder a causa de la Covid»– quien, según el presidente, representa a todos esos granadinos, andaluces y españoles que han pagado el precio más alto contra el enemigo más despiadado; a quienes han caído «mientras prestaban el mayor servicio que se puede rendir a una sociedad», que es el de cuidar de ella, de los enfermos, de los más débiles. Moreno destacó el hondo recuerdo que ha dejado el doctor Fernández Cuesta en la sociedad, un hombre que amaba la vida en toda su inmensa sencillez, el amor por las raíces, su carácter luchador, su bondad… «Es el verdadero indicador que mide la riqueza de una persona y que la hace importante para una sociedad», subrayó.

En el caso de Manuel Martín García, Defensor de la Ciudadanía de Granada, destacó una palabra que siempre le ha acompañado: social. «Traducida, significa mirar más allá de uno, extender hacia los demás lo que uno quiere para sí mismo. Y hacer de ello un valor y un principio». Moreno resaltó cómo Manuel Martín, en los artículos que escribe, siempre incide en la importancia de reflexionar, de comprender y de permanecer unidos frente a los problemas, de participar en la construcción de un mundo mejor.

«Todos los distinguidos comparten esa sensibilidad, talento y generosidad para superar este trauma colectivo» JUANMA moreno

«Bien sabe de ello también Gerardo Cuerva, empresario y defensor de empresarios», destacó. El presidente andaluz alabó sus distintas responsabilidades y cómo Cuerva ha adoptado como propios los desvelos de unos sectores especialmente sacudidos por esta crisis. «Gerardo Cuerva le pone rostro y voz a esos cientos de empresarios que, con la pandemia, han tenido que redoblar sus sacrificios y son la sal de nuestra economía».

Juanma Moreno no quiso pasar por alto su mención a la pasión de toda una provincia por el Granada CF, que ahora vive una época dorada en contraste con el duro momento que atravesamos, la paradoja de esas pasiones. Destacó los abrazos pendientes en las gradas vacías de Los Cármenes que no tardarán en volver a llenarse para celebrar grandes éxitos. El responsable de la Junta igualmente alabó la trayectoria y profesionalidad de la cantante Lola Índigo y su futuro prometedor.

Moreno concluyó parafraseando a Federico García Lorca cuando dijo que la soledad es la gran talladora del espíritu. «Nosotros, la humanidad, hemos tenido que hacer frente, solos, a una calamidad para la que no teníamos remedio, ni guía, ni arma ni recursos, y eso ha forjado nuestro espíritu, que no es otra cosa que comprender el valor real de lo que hacemos, el valor de la solidaridad, del sacrificio y de la colaboración, de protegernos unos a otros», concluyó con optimismo Moreno Bonilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *