Negocio

La mitad de las pymes ya ha despedido a parte de sus trabajadores por la pandemia

Spread the love

Las pequeñas y medianas empresas siguen sufriendo los efectos de esta pandemia, que afronta ahora la segunda oleada de contagios. La repercusión que tiene en sus cuentas es tal, que más del 90% ha reducido sus ingresos e incluso cuatro de cada diez han perdido más de la mitad de su facturación, según el tercer Barómetro de opinión publicado hoy por su patronal Cepyme. El principal motivo de este descenso ha sido la falta de demanda, según señalan el 74% de las pymes consultadas, mientras que un 42% cree que se debe al cierre o a la reducción de la actividad por obligación legal.

Se pone así de manifiesto el gran impacto que continúan teniendo las restricciones a la actividad, pero también la fuerte huella que la pandemia está dejando en la demanda, resalta el informe. Es por ello que, en estos siete meses de crisis, el 50% de las empresas consultadas ya se han visto abocadas a reducir su plantilla e incluso un tercio de éstas ha tenido que despedir a más de la mitad de sus empleados. Por el contrario, un 6,6% ha realizado nuevas contrataciones mientras que el 42,7% restante mantiene los mismos empleados.

Pero no ha sido ésta la única decisión que han tomado. Las pymes han intentado hacer frente a esta situación con diversas medidas de manera simultánea, la principal de ellas ha sido acogerse a un Expediente de Regulación Temporal de Empresas (ERTE), algo que ha puesto en práctica un 43% de las compañías. Pero también han acudido masivamente a implantar el teletrabajo como forma de continuar con su actividad en tiempos de pandemia: un 38% lo ha realizado. Pese a ello, se han visto obligadas a reducir su actividad y tomar medidas como, además de los despidos, la reducción o distribución de la jornada, así como a hacer una reestructuración operativa, con refinanciación de la deuda o la moratoria de obligaciones fiscales.

Cabe destacar además que un 53% de las empresas que han optado por un ERTE cree que no podrá mantener el empleo en los próximos seis meses. El mismo porcentaje estima que su plantilla disminuirá en los próximos meses; casi la mitad de ellas (48%) calcula que esta reducción afectará a menos de la cuarta parte de la plantilla y el 24% opina que la reducción será entre el 25% y el 50% del empleo.

La peor cara de la pandemia ha sido que ya ha provocado cierres de empresas: un 4,5 % prevé o ya ha realizado el cierre definitivo, un 2,6% prevé o ya ha declarado concurso por insolvencia y otro 2,6% ha decidido vender su negocio.

Y las expectativas tampoco son buenas de cara al futuro. Los empresarios se muestran preocupados por la viabilidad de sus empresas y el 50,5% cree que está en riesgo la supervivencia de su negocio y más del 85% cree que la crisis afectará negativamente a la viabilidad de su empresa dentro de un año.

Medidas insuficientes

La valoración que los empresarios hacen de las medidas adoptadas por el Gobierno para combatir la crisis sigue siendo negativa. Más del 64% de las compañías las califica de manera negativa o muy negativa. Las medidas mejor valoradas son, no obstante, la implementación de los ERTE (69%), la financiación a través de las líneas de avales de ICO (52%) o el aplazamiento de impuestos y la prestación por cese extraordinario de actividad (22,4%).

Por ello, urgen al Ejecutivo a tomar nuevas medidas como la reducción temporal de las cotizaciones a la Seguridad Social y de algunos impuestos, así como ayudas económicas directas para resistir y asegurar su supervivencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *