Historias destacadas

La pareja de médicos de Granada que lucha en la UCI contra la Covid-19: «Trabajamos juntos en situaciones de vida o muerte»

Spread the love

Cinco médicos enfundados en un EPI atendiendo a un paciente en situación crítica en el Hospital Virgen de las Nieves. Por desgracia, podía ser la descripción de cualquier UCI durante esta pandemia del Covid-19. Pero un detalle hace diferente la situación: dos de los que se esconden tras el traje de ‘astronauta’ son pareja. Se trata de Juan Pablo Valencia y Candela Rodríguez, intensivistas, o en otras palabras, especialistas en cuidados intensivos.

La madre de Candela, que trabaja como enfermera de Salud Mental, publicó una foto en Twitter de la pareja trabajando codo con codo. «Son muy humanos y buenas personas. La imagen me la mandó mi yerno tras preguntarle qué tal fue la guardia de UCI», explicó en redes sociales.

El orgullo de Yolanda no es infundado: la fotografía fue tomada en un momento crítico, uno de tantos por los que pasan a diario en estas trincheras contra el Covid. «En esos momentos estábamos intentando intubar a una paciente para conectarla a un respirador. Después de mucho esfuerzo lo logramos», explica Juan Pablo Valencia. Él, de 37 años, es de Medellín (Colombia), ciudad en la que cursó sus estudios de Medicina. En 2009 se trasladó a España para prepararse el MIR y en 2010 aterrizó en la ciudad de la Alhambra. Conoció a Candela, de 32 años y natural de Granada, cuando ambos eran residentes en el hospital, él en tercer año y ella en primero. Surgió el amor y acabaron haciéndose pareja de hecho.

Ambos llevan poco más de un mes trabajando juntos como especialistas -después de haber acabado su formación-, ya que hasta octubre Juan Pablo estaba destinado en la UCI del Hospital de Motril. «Ahora hacemos guardias el mismo día, cada uno en una sala, pero cuando hay algún caso complicado, como el de la fotografía, nos unimos y trabajamos juntos en situaciones de vida o muerte, ya que si no se logra intubar al paciente no le llega oxígeno al cuerpo y termina parándose el corazón. Es muy complicado», indica Juan Pablo. En esos momentos, asegura, «es cuando más calma y seguridad hay que tener». «Si entramos en pánico viene el caos, y de ahí nada bueno», añade.

Juan Pablo, de 37 años, es natural de Colombia, mientras que Candela, de 32, es de Granada.
Juan Pablo, de 37 años, es natural de Colombia, mientras que Candela, de 32, es de Granada. / IDEAL

Alta presión en la UCI

El intensivista lamenta que la presión en la UCI «sigue siendo muy alta». Tiene mucho que ver con la estancia media de los pacientes. «Suelen estar unos 20 días, así que si tenemos 70 pacientes y sigue habiendo ingresos, por pocos que sean, siempre estamos con pocas camas. A eso hay que sumarle el cansancio del personal, no solo los médicos, también enfermeras, auxiliares, celadores, proveedores, etc. Todos son fundamentales para el engranaje y el normal funcionamiento de la unidad, esto es un trabajo en equipo», apostilla.

Y aunque ahora se conoce más la actividad de los intensivistas, el colombiano espera que cuando esta pandemia nos de un respiro la sociedad no olvide que en las UCI son siempre un territorio en constante tensión. «Día a día nos enfrentamos a las situaciones más críticas», concluye. Hacerlo acompañado de Candela, al menos, lo hace todo más fácil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *