Historias destacadas

La UDEF apunta a una “relación directa” entre la caja b del PP y el ‘caso Kitchen’

Spread the love

La UDEF ha presentado un nuevo informe a la causa de la Audiencia Nacional que investiga los papeles de Bárcenas en el que acredita la existencia de una “relación directa” entre la caja ‘b’ del PP que se habría nutrido en gran parte de donaciones de empresarios afines con el espionaje al extesorero de la formación, Luis Bárcenas. Por ese motivo solicita al Juzgado Central de Instrucción número 5 que practique una batería de de diligencias de investigación en aras a avanzar la causa que ha instruido hasta la fecha el magistrado fecha José de la Mata. 

Así consta en el amplio informe de la Policía Judicial al que ha tenido acceso La Información y en el que explican que, entre los documentos incautados al que fuera chófer del extesorero del PP, se encuentran imágenes de seguimientos practicados a la familia Bárcenas-Iglesias mientras estuvo en marcha este operativo ilegal. Igualmente, en el registro realizado el pasado mes de septiembre también se incautaron de otra documentación clave para las diligencias que se siguen en el caso Villarejo y que discurren en paralelo con el procedimiento de ‘Papeles de Bárcenas’ en lo que a este asunto respecta. Por ese motivo, los agentes piden que toda esa información que ya obra en el sumario del caso Tándem pase ahora a este procedimiento, en el cual se indaga la existencia de una financiación opaca en el Partido Popular. 

Al respecto recuerdan los agentes en su informe la existencia de documentos manuscritos elaborados por Rosalía Iglesias que contenían información de carácter “confidencial y privada” que ella misma fue anotando con motivo de las visitas a su marido a la cárcel de Soto del Real, tras su ingreso en prisión por el caso Gürtel. En dichas anotaciones se hacían menciones a la disponibilidad de más información como recibís de las entregas de dinero, a su patrimonio oculto y a la compilación de toda esta documental por parte del chófer, Sergio Ríos Esgueva y del inspector también imputado en el caso Villarejo, Andrés Gómez Gordo. De hecho este último fue también jefe de seguridad de María Dolores de Cospedal cuando fue presidenta de Castilla-La Mancha y la persona que puso en contacto al chófer con la policía de Villarejo para que actuara en calidad de confidente.

Declara el chófer de Luis Bárcenas por el robo de papeles del PP por encargo de

El papel del chófer

El magistrado José de la Mata reabrió la investigación de la presunta caja b del PP hace tres años tras las declaraciones prestada en uno de los juicios de la trama Gürtel por Francisco Correa. El que fuera cabecilla de esta red confesó la existencia de donaciones por parte de empresarios cercanos al partido a cambio de adjudicarse obras públicas. El magistrado, que abandonará la causa tras su marcha a La Haya, vio una correlación directa entre el espionaje al extesorero del PP y esta caja ‘b’ en tanto las investigaciones del caso Villarejo acreditaron que la operación que se habría puesto en marcha por órdenes de Interior tenía como objetivo sustraer en 2013 a Bárcenas material clave sobre la caja ‘b’ de la formación que entonces presidía Mariano Rajoy. 

De ahí que, la UDEF quiera ahora contar con el material del caso Villarejo teniendo en cuenta los avances de las pesquisas. Así pues, además de los documentos incautados a Ríos Esgueva, piden también los interrogatorios practicados en 2019 al propio chófer además de al exjefe de la UCAO Enrique García Castaño y al comisario jubilado José Manuel Villarejo. Estos dos últimos exmandos policiales, principales protagonistas del caso Tándem, admitieron ante el magistrado Manuel García Castellón que existió una operación dirigida por el entonces DAO Eugenio Pino y cuya finalidad última era encontrar la fortuna oculta de Bárcenas en el extranjero. No obstante, la investigación ha demostrado que lo que se buscaba en realidad eran los documentos que el exresponsable de finanzas del PP pudiera tener sobre donaciones de empresarios y contabilidad opaca. 

Los agentes también reclaman el volcado de los teléfonos de los imputados así como las actas notariales que presentó Francisco Martínez en sede judicial tras su imputación en esta operación, que se costeó con fondos reservados del Estado. El que fuera secretario de Estado de Seguridad llevó ante notario los mensajes que le habría mandado su superior, Jorge Fernández Díaz, ante el temor de que la responsabilidad de los hechos recayera sobre su persona. La negativa del exministro a reconocerlos ha llevado al juez a pedir la declaración de los dos notarios en la Audiencia Nacional para corroborar la veracidad de las actas, máxime después de que Martínez apuntara en sede judicial que los mensajes podrían ser reenviados de terceros. El juez sospecha que los ‘terceros’ a los que aludió podrían ser el propio Eugenio Pino y García Castaño, alias ‘El Gordo’. 

Enrique García Castaño

La documental del ‘zulo’

Además, también quieren analizar todo el material que se incautó en la entrada y registro del domicilio del exsecretario de Estado de Seguridad el pasado mes de marzo así como del comisario jubilado, en prisión provisional desde principios de noviembre por estos hechos. El informe, que recoge además un resumen de la génesis de la investigación y todo el progreso de la misma, constata que se captó al chófer del exgerente del PP para sustraerle esa documental y da por acreditada también la entrada de ‘El Gordo’ al taller que Rosalía tenía en el corazón del barrio Salamanca y que ellos denominaron ‘zulo’. La segunda acción consistió en volcar tres soportes digitales de Bárcenas para su posterior copia en un pc que se compró con fondos reservados y que se guardó en la Comisaría General de Información. 

Según el relato de ‘El Gordo’, ese portátil tenía como destinatario Martínez, si bien este se ha desentendido siempre de este espionaje que se llevó a cabo entre 2013 y 2015. Todo ello lleva a la UDEF a sentenciar en este nuevo informe del 24 de noviembre que existe una “relación directa” entre la Kitchen y la caja ‘b’ del PP tanto desde el punto temporal como en cuanto sujeto ya que el foco estuvo siempre puesto en Bárcenas y su entorno. A ello hay que añadir que esta misma semana ha declarado ante el juez del caso Villarejo el chófer de Bárcenas. Ríos Esgueva pidió comparecer a petición propia tras el registro en su domicilio. En su primera comparecencia en la Audiencia Nacional ya adelantó que a él le captaron bajo la premisa de que había que encontrar la fortuna oculta del exgerente del PP y que nunca sospechó de la ilegalidad de la investigación. Ahora, según las fuentes consultadas por este diario, ha ido más allá y ha explicado a puerta cerrada las órdenes concretas que recibió de la entonces cúpula policial. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *