Salud

La vacuna del coronavirus tarda un mes en hacer efecto

Spread the love

Más información

Es lógico que a la gente le haya pegado un subidón, porque hasta la Bolsa, siempre tan reticente, ha pegado un vuelco en cuanto saltó la noticia de que por fin teníamos vacunas, pero que nadie eche las campanas al vuelo.

Las cosas van a ir bastante más despacio de lo que algunos imaginan.

El próximo mes de enero marcará, a todas luces, el inicio de la vacunación en España contra la Covid-19.

Por este motivo, el Ministerio de Sanidad -ese que no se ha enterado de nada y ha sido incapaz de hacer la mínima previsión fiable en los últimos ocho meses- ha dividido ya a la población española en 15 grupos que se irán vacunando contra el coronavirus en tres fases, de enero a junio.

No obstante, eso no implica que el uso de mascarilla deje de ser obligatorio, ya que los efectos de las vacunas no son inmediatos.

Las vacunas llegarán de una manera escalonada y progresiva, por lo que se deberá continuar con las medidas de protección, como el uso de la mascarilla, la distancia de seguridad o el lavado frecuente de manos, hasta que la campaña de vacunación finalice en España y exista un número suficiente de inmunizados. Todavía se desconoce con exactitud el período que podría extenderse esta situación.

Asimismo, el hecho de recibir la dosis (una o dos, en función de la vacuna) no implica que la protección frente al virus sea inmediata.

La vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech, por ejemplo, anunciaron hace una semana que su vacuna experimental contra la Covid-19 presentaba una eficacia del 95% a partir de los 28 días después de la primera dosis.

En la práctica, esto implica que el año que viene parte de la población que esté vacunada tendrá que convivir con otra que todavía no lo está, por lo que habrá que mantener las medidas de seguridad vigentes.

En esta idea abundó esta semana experto en desarrollo de vacunas Vicente Larraga, en una entrevista en la Cadena Ser. Larraga, que trabaja como profesor de investigación en el Centro de Investigaciones Biológicas-Margarita Salas, aseguró esta semana que «las vacunas empiezan a hacer su efecto a partir de los 15-28 días», por lo que las personas que se vacunen no estarán 100% protegidas «hasta un mes después».

Por su parte, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, insistió este viernes en que las vacunas que reciban la autorización de la Agencia Europea de Medicamentos gozarán «de toda la seguridad y si no tienen garantías suficientes, no van a recibir autorización para ser administradas».

Illa insistió en que conforme a los contratos ya firmados, España adquirirá 140 millones de dosis para inmunizar a 80 millones habitantes. Por tanto, «habrá vacunas para proporcionar a todos los ciudadanos y para ejercer las tareas de solidaridad» con otros países.

CALENDARIO ‘OFICIAL’

El Gobierno PSOE-Podemos alardea ya de que su plan de vacunación contra el coronavirus llegue a toda la población en tres fases durante los tres primeros trimestres de 2021 y para ello ha establecido una división en 15 grupos en función del riesgo, el nivel de exposición, el impacto socioeconómico y la posibilidad de transmisión.

Primera fase: enero-marzo
El plan dará prioridad en su primera fase, de enero a marzo, a los siguientes grupos, tal y como ha detallado este viernes el ministro de Sanidad, Salvador Illa. En total, son dos millones y medio de personas.

  • Residentes en centros de mayores.
  • Personal sanitario y sociosanitario.
  • Grandes dependientes no institucionalizados.

Segunda fase: marzo-primeros de junio
A la espera de que la Agencia del Medicamento dé el visto bueno a las vacunas —España tiene comprometidos 140 millones de dosis que supondrían 80 millones de inmunizaciones—, queda por definir el orden del resto de grupos, que son los siguientes:

  • Población general mayor de 64 años.
  • Personas con condiciones de riesgo.
  • Personas que viven o trabajan en comunidades o entornos cerrados.
  • Personas pertenecientes a poblaciones vulnerables por su situación socioeconómica.
  • Personas con trabajos esenciales.
  • Personal docente.
  • Población infantil.
  • Población adolescente y joven (mayores de 16 años).
  • Población adulta.
  • Población de áreas de incidencia y situaciones de brotes.
  • Embarazadas y madres que proporcionan lactancia natural.
  • Población seropositiva a SARS-CoV-2.

Tercera fase: en verano
La incorporación a las fases dos y tres, de marzo a junio y en los meses del verano, se definirá según vaya aumentando la disponibilidad, tal y como ha asegurado el Ministerio de Sanidad.

Como en los primeros grupos prioritarios, la ordenación de la población en estos grupos restantes responde a los mismos criterios, relativos al riesgo de enfermar o fallecer por la Covid (morbilidad y mortalidad), por su exposición al virus, el riesgo de impacto socioeconómico y el riesgo de transmisión.

El veloz desarrollo de las vacunas alumbra cierta esperanza después de las semanas más duras de una segunda ola que sigue remitiendo, con las Navidades cada vez más cerca y el temor a un rebrote que propicie una tercera ola. En la tendencia descendente de los últimos días, Sanidad ha notificado 10.853 contagios (1.628.208) y 294 muertes (44.668), con una presión hospitalaria por la Covid del 11,95 % y de un 28,44 % en UCI.

La incidencia acumulada media por cada 100.000 habitantes continúa en claro retroceso (307), con Castilla y León como única comunidad por encima de 500 (501) y con la práctica totalidad del territorio en niveles todavía de alto riesgo, lejísimos de los 25 que se marcó como objetivo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *