La verdad sobre el dolor de la cirugía ocular con láser

La verdad sobre el dolor de la cirugía ocular con láser

Hay muchos mitos y conceptos erróneos sobre la cirugía ocular con láser, y muchas personas tienen miedo de someterse al tratamiento porque piensan que podría ser doloroso.

En realidad, el tratamiento en sí suele ser indoloro, y cualquier molestia que pueda sentir después es mínima, por lo que realmente no es algo de lo que deba preocuparse. Siga leyendo para conocer la verdad sobre el dolor de la cirugía ocular con láser y lo que puede esperar.

Antes de la cirugía

Su cirujano le administrará unas gotas oculares para mantener sus ojos húmedos, con un anestésico suave para evitar cualquier molestia. A continuación, le mantendrá los ojos abiertos con un espéculo estéril. Esto puede resultar un poco extraño al principio, pero si se relaja pronto se acostumbrará a la sensación. Si se siente especialmente ansioso por la cirugía, su cirujano también puede ofrecerle un sedante suave para ayudarle a relajarse.

Durante la cirugía

En función del tipo de tratamiento ocular con láser (LASIK, LASEK o SMILE), su cirujano utilizará técnicas innovadoras para remodelar la córnea y corregir su error visual.

La parte del proceso de tratamiento con láser es muy corta y sólo dura entre 30 y 40 segundos. El propio láser elimina el tejido de un cuarto del ancho de un cabello humano con cada pulso, por lo que es increíblemente preciso y enfocado. En general es indoloro, gracias a la anestesia que se administra antes del tratamiento, y si se siente alguna molestia no durará mucho.

Contrariamente a la creencia popular, el láser no está caliente sino frío. Algunos pacientes informan de un olor a quemado, pero esto es simplemente el láser reaccionando con los átomos de carbono en el aire que lo rodea. Esto provoca un olor similar al del humo, pero no tiene nada que ver con el tejido ocular y no es motivo de preocupación.

Después de la cirugía

Después del tratamiento, puede haber cierto grado de incomodidad, dependiendo del tratamiento por el que haya optado.
LASEK

Después de someterse a la cirugía LASEK, sus ojos se cubrirán con lentes de venda – lentes de contacto suaves y transparentes que se usan para proteger el ojo mientras se cura. Es posible que tenga que llevar estas lentes hasta una semana, dependiendo de la rapidez con la que se produzca la cicatrización.

Los pacientes de LASEK informan de un dolor de leve a moderado, normalmente en forma de sensación de escozor. Sin embargo, esto suele durar muy poco y disminuye pronto a medida que el ojo se cura.
LASIK

Los pacientes que se han sometido a un tratamiento LASIK suelen experimentar menos molestias que con LASEK, ya que la córnea se cura muy rápidamente. Puede haber algo de sequedad ocular en los días posteriores a la cirugía, pero se puede contrarrestar con gotas para los ojos. Alrededor del 90% de los pacientes de cirugía ocular con láser son aptos para el tratamiento LASIK, y es el tipo más común de cirugía ocular con láser.
SMILE

SMILE (Small Incision Lenticule Extraction) es el tratamiento ocular con láser más nuevo y menos invasivo disponible. Si opta por la cirugía ocular SMILE, tendrá menos riesgo de desarrollar sequedad ocular, así como un tiempo de recuperación rápido, ya que no se crea ningún colgajo en la córnea.

Hable con su cirujano

En Optegra, nuestros cirujanos oftalmológicos de clase mundial son extremadamente hábiles y ayudan a que el tratamiento sea lo más cómodo posible.

Hay muy pocos casos de complicaciones y en casi todos los casos, éstas pueden ser tratadas eficazmente en el momento. Aunque puede haber algunas molestias leves en las horas y posiblemente días después de la cirugía mientras sus ojos se curan, esto no es motivo de preocupación.

Sin embargo, si usted tiene alguna preocupación, ya sea antes, durante o después de su cirugía, simplemente puede preguntar a su cirujano. Ellos están a su disposición para responder a cualquier pregunta que pueda tener sobre el dolor o las molestias oculares.

No deje que el miedo se interponga en su camino

Algunas personas dejan que el miedo se interponga en el camino de una buena vista. Los conceptos erróneos sobre la cirugía ocular con láser han impedido que demasiadas personas reciban el tratamiento que necesitan, por lo que es muy importante que conozca los hechos.

Inumerables pacientes que se han sometido al tratamiento se han sorprendido de lo fácil y rápido que es el procedimiento. Y, si bien es cierto que puede necesitar algún tiempo para recuperarse del tratamiento, la mayoría de los pacientes se reincorporan al trabajo en un par de días.

Reserve una consulta con Optegra o simplemente acuda a una de nuestras tardes de puertas abiertas gratuitas, donde nuestro personal experto estará encantado de responder a sus preguntas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *