Salud

Las comunidades podrán adaptar el plan del Ministerio de Sanidad para Navidades

Spread the love

El plan para la Navidad del Ministerio de Sanidad será un conjunto de recomendaciones que luego las comunidades podrán adaptar a sus propias situaciones epidemiológicas, según acordaron este miércoles el departamento de Salvador Illa y las autonomías en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud.

El ministerio y las comunidades se dieron una semana más para continuar discutiendo un documento que quiere servir como marco común sobre el que las regiones incorporarán sus propios matices. «Desde el Ministerio de Sanidad vamos a hacer recomendaciones que las comunidades tendrán que adaptar, con flexibilidad, en relación con su situación sanitaria», apuntó Salvador Illa. «Cada comunidad deberá tomar las decisiones que considere oportunas respecto a sus características epidemiológicas, si bien el objetivo es consensuar un documento con recomendaciones generales. Esperamos que se apruebe la semana que viene», insistió.

El documento del Ministerio contó este miércoles con el apoyo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Desde Palma de Mallorca, donde se reunió con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, Sánchez explicó que el Ejecutivo tendrá «máxima actitud de diálogo y acuerdo con todas las comunidades», pero aseveró que la cifra de seis personas en las reuniones familiares «no es un capricho», sino un número aconsejado por los expertos sanitarios porque lo consideran «lo suficientemente riguroso y restrictivo para que no explosione de nuevo la curva de contagios».

El borrador del plan de Sanidad ya ha generado propuestas alternativas, en todos los sentidos, entre las comunidades. Así, Madrid abogó este miércoles por medidas más laxas que las puestas sobre la mesa por el ministerio y pidió ampliar las reuniones familiares y sociales a un máximo de diez personas los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 y 6 de enero. Además, en Nochebuena y Nochevieja reclamó que el toque de queda se fije desde la 1.30 hasta las 6 de la mañana.

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso saca músculo con la importante mejora de sus datos de la pandemia y quiere que ese hecho se tenga cuenta para decidir sus propias medidas. «Si el horizonte en Madrid sigue con esa tendencia clara de descenso, queremos levantar algunas restricciones en la línea de las aportaciones presentadas al borrador del ministerio», afirmó la Consejería de Salud madrileña tras la reunión del Consejo Interterritorial.

También Murcia se mostró a favor de que se amplíe la horquilla de las reuniones familiares a diez personas y abrió la puerta a relajar las medidas restrictivas de limitación de personas, toque de queda y cierre perimetral «si continúa una evolución epidemiológica favorable», expresó su consejero de Salud, Manuel Villegas.

Los planteamientos de Madrid y Murcia difieren de los sugeridas por el Ministerio de Sanidad en el texto ‘Propuestas de medidas de salud pública frente a la covid-19 para la celebración de las fiestas navideñas’, conocido el martes, y que defiende limitar a miembros del mismo grupo de convivientes o a seis personas, si son de grupos diferentes, las celebraciones familiares y a establecer tanto en Nochebuena como en Nochevieja el toque de queda a la una de la madrugada.

Sanidad notifica 10.222 nuevos contagios y 369 fallecimientos más

De forma contraria, la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, reclamó que el documento que se consensúe sea «más contundente y menos permisivo». El borrador preliminar estudiado este miércoles establece que los ayuntamientos y las comunidades autónomas serán las que decidan si se celebran las cabalgatas de Reyes, mientras que permite que se lleven a cabo las tradicionales carreras de San Silvestre, y sobre ambos eventos, Euskadi pidió que el documento deje claro «que la recomendación es la no celebración» de acontecimientos de este tipo.

Euskadi y Galicia, entre otras comunidades, abogaron por que en el cómputo de seis personas que Sanidad limita para las reuniones familiares no se incluya a los menores de edad.

En conjunto, las comunidades reclamaron unas directrices comunes para evitar, por ejemplo, los cierres perimetrales sin consenso, que provocarían que los ciudadanos no pudieran desplazarse a determinadas autonomías, pero sí a otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *