Salud

Los entresijos de la vacuna de Pfizer

Spread the love

La vacuna de Pfizer contra el coronavirus es «la noticia científica más importante del último siglo» y «un acontecimiento histórico para la humanidad». Estas han sido algunas de las reacciones de los políticos y de los investigadores tras conocer los resultados de las pruebas de esta vacuna, realizadas a 94 personas, que han mostrado una eficacia del 90%. Aunque los expertos piden prudencia, el anuncio de la farmacéutica norteamericana, aliada con la empresa alemana BioNtech, ha ofrecido esperanza a un mundo extenuado después de casi un año de pandemia. Pero a la vez, supone nuevos y enormes desafíos. Pfizer ha respondido a este periódico las dudas más importantes sobre su prometedora vacuna.

¿Cómo funciona? La vacuna, que necesita dos dosis, utiliza una tecnología innovadora: inyecta en el organismo una molécula larga llamada ARNm o ARN mensajero, que está modificada genéticamente «para que produzca en el cuerpo una o más proteínas o antígenos (sustancia que desencadena la formación de anticuerpos) específicos para el virus, que en el caso del SARS-CoV-2 es la proteína ‘spike’ o una porción de ella llamada proteína de unión al receptor». «Una vez que el ARNm de una vacuna está dentro de las células del cuerpo, las células siguen las instrucciones para producir las proteínas o los antígenos, que luego pueden mostrarse en la superficie celular y ser reconocidos por el sistema inmunológico del individuo vacunado, lo que genera una respuesta inmune al antígeno de la vacuna».

¿Cuántas vacunas producirá Pfizer? «Nuestra red combinada de instalaciones de fabricación tiene la capacidad de producir hasta 50 millones de dosis en 2020 (cifra sujeta a aprobación o autorización regulatoria) y aproximadamente 1.300 millones para finales de 2021», dice la empresa.

¿Cómo se distribuirá la vacuna? «Las instalaciones en Puurs, Bélgica, se encargarán de la distribución en Europa», asegura la compañía. Las dosis saldrán desde la fábrica de llenado final situada en Kalamazoo (Michigan). «Operamos uno de los sistemas de cadena de suministro más sofisticados de la industria, con más de 40 centros propios de Pfizer y más de 200 proveedores en todo el mundo», asevera la farmacéutica, sin ofrecer más detalles. AFP ha desvelado que la empresa ha diseñado cajas especiales para el envío, de 40x40x56 centímetros, que contendrán hielo seco. Cada caja tendrá 975 frascos con capacidad para cinco dosis cada uno, lo que hace un total de 4.875 dosis. Seis camiones saldrán de Kalamazoo todos los días y entregarán dosis a compañías aéreas como Fedex, UPS y DHL, que las distribuirán rápidamente: en uno o dos días en Estados Unidos y en tres días en el resto del mundo. Veinte vuelos de carga diarios repartirán las futuras dosis por todo el planeta.

Fedex confirmó que ha obtenido el permiso de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos para transportar más hielo seco a bordo de sus Boeing 767 y 777. El hielo seco es dióxido de carbono solidificado cuya sublimación (el paso del estado sólido al gaseoso) puede ser peligrosa para la tripulación. Ya en destino, cada caja solo podrá abrirse brevemente un máximo de dos veces al día.

LAS CLAVES:

Envío a los países.
Las vacunas se suministrarán en Europa desde las instalaciones de Puurs, en Bélgica
Complicada logística.
«Tenemos recursos y años de experiencia en la gestión de la cadena del frío»
Coste.
El precio rondará los 33 euros por cada dos dosis, pero la empresa afirma que aún no lo ha fijado

¿Cómo superarán el obstáculo más importante, el almacenamiento? La vacuna necesita conservarse a aproximadamente 70 grados bajo cero, todo un reto, si se tiene en cuenta que, por ejemplo, la de la gripe se puede guardar a entre 2 y 8 grados. Estados Unidos ha iniciado la carrera para comprar los congeladores de ultrafrío que permitan el almacenaje, aunque estos productos se fabrican en escasas unidades y sólo bajo demanda. Pero según Pfizer, los obstáculos para la compleja distribución de su vacuna son salvables: «Tenemos recursos y años de experiencia probada en el suministro y en la gestión de la cadena de frío. Suministramos diariamente miles de millones de dosis a destinos de todo el mundo con diferentes tamaños y controles de temperatura. Hemos desarrollado planes y herramientas logísticas para asegurar un transporte, almacenamiento y control continuo de la temperatura de las vacunas. Nuestra distribución se basa en un sistema flexible que enviará los viales congelados al punto de vacunación en el momento necesario. Tenemos confianza en nuestra capacidad para entregar y almacenar las dosis donde los gobiernos nos indiquen».

¿Cuál será el coste de la vacuna? En principio, podría estar alrededor de los 40 dólares (33 euros) cada dos dosis, pero la empresa explica que todavía no hay un precio final. «Nuestro proceso de decisión no está dirigido por un análisis tradicional coste/beneficio. Durante la pandemia, en vez de usar un abordaje tradicional de coste/eficiencia, fijaremos el precio de tal manera que pueda ayudar a los gobiernos a asegurar que no hay gasto por parte de sus ciudadanos o que este coste sea muy pequeño. Un acceso amplio es importante, nos mueve la velocidad, la seguridad y la disponibilidad. Nuestra estrategia de precio está basada en el volumen, compromisos avanzados y en los principios de equidad y disponibilidad».

¿Cuándo llegará a España? «Es muy pronto para especular sobre fechas concretas. Estamos trabajando a la velocidad de la ciencia». Así responde Pfizer sobre la llegada de su vacuna a España. Desde el anuncio del pasado lunes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha repetido que a principios de 2021, e incluso, a finales de este 2020, «si todo fuera muy bien», el Gobierno ya dispondrá de las primeras unidades. A corto plazo, España espera contar con 20 millones de vacunas de Pfizer para inmunizar a 10 millones de personas.

«Durante la etapa inicial de la pandemia, nuestros contratos son con los gobiernos y proporcionaremos dosis de acuerdo con el canal y los lugares de vacunación designados por ellos», explica Pfizer, que contempla la posibilidad de que se vacune en las farmacias: «Perseguimos trabajar con los gobiernos para apoyar la distribución a quienes se han definido como sus grupos prioritarios y anticipamos que los puntos de vacunación variarán, pero pueden incluir hospitales, centros de salud, lugares de vacunación comunitaria y farmacias».

Más información:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *