Salud

Los muertos de covid que no tienen fecha

Spread the love

Desde que Sanidad aporta periódicamente en un documento separado los datos de fallecimientos actualizados por fecha de defunción –principios de julio– aparece una nota que se repite y que reseña que «no se dispone de la fecha de defunción» de algunos decesos. Hasta el pasado viernes esto afectaba a 407 personas, un 0,9% de las 44.668 que han muerto por covid en España. El ministerio que dirige Salvador Illa, que recibe los datos notificados por las comunidades a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, no sabe cuándo murieron exactamente estos enfermos de coronavirus.

«Al principio de la pandemia, entre los requisitos que ponía el ministerio no estaba la fecha exacta del fallecimiento», explican fuentes de la Junta de Andalucía. De esta comunidad son 230 fallecidos sin fecha, un 5,9% de los 3.903 decesos en la región.

En los primeros meses, las autonomías notificaban contagiados, fallecidos y recuperados (de esta última variable solo hasta el 18 de mayo) de manera diaria, pero agregada. Cada día, los totales subían, pero esos datos que esconden nombres propios hacían referencia a contagiados que podían haber sido diagnosticados hace días y fallecidos que podían haber muerto con anterioridad. El volumen era muy elevado y la capacidad de reacción ante la pandemia mundial, en esos primeros momentos, limitada. El propio Ministerio de Sanidad advirtió a principios de noviembre que «durante los meses de mayor incidencia de la pandemia, marzo y abril, con la mayor presión asistencial y sobre los servicios de salud pública, se empezó a utilizar información agregada para restar presión burocrática a los sistemas de salud de las comunidades autónomas y que pudieran focalizar el esfuerzo en la asistencia sanitaria». Fue en mayo cuando empezó a primar la notificación individualizada.

«En algunas comunidades sí tenían adaptado este proceso, pero en otras, una vez que fue obligatorio, los servicios epidemiológicos se tuvieron que adaptar y Andalucía fue una de ellas», justifican las fuentes autonómicas. Aportan además un segundo prisma: «Otra explicación es que hay casos en los que la fecha de fallecimiento concreta no aparece en el historial y para no dar datos erróneos lo que se hace es mandar el fallecimiento sin poner la fecha». En la nota ministerial del pasado viernes, Sanidad detalló que «en once fallecidos diagnosticados en los últimos siete días no consta la fecha de defunción en la ficha de notificación». En total son 1.117 decesos con fecha de fallecimiento en una semana en toda España.

Las regiones se ponen al día

El dato total varía de un día a otro y desde la Consejería de Salud de Murcia explican que se debe a que «el servicio de epidemiología va actualizando los datos relativos a las fechas exactas de fallecimientos periódicamente», pero que «puede generarse algún retraso en la comunicación precisa de las fechas —no en la notificación del total diario—, ya que hasta que no se verifican y se depuran todos los datos no se remiten al ministerio». Esta comunidad, de hecho, ha actualizado sus registros en cuestión de días. Hasta el pasado lunes, poco después de que fuera cuestionada por este tema, el ministerio no contaba con la fecha de defunción de 149 personas de esta comunidad, un 26% del total de fallecidos en la región. A fecha del viernes, el número se había reducido a 3.

Castilla-La Mancha y Madrid son las dos siguientes comunidades en la lista por número de fallecidos sin fecha en los registros de Sanidad. Tienen 95 y 74, respectivamente, lo que supone un 2,5% y un 0,6% del acumulado en cada caso. Sobre esta misma cuestión, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid detalla que tienen «todos (los fallecidos) clasificados en las fechas y tablas en los lugares correspondientes» y alude a su propio informe diario de la situación epidemiológica. En Castilla-La Mancha cuentan también, entre los datos que aportan de forma abierta, con una evolución del número de fallecimientos diarios.

Respecto al resto de regiones, o van al día (es el caso de Asturias, Cantabria, Ceuta, Castilla yLeón, Canarias, Cataluña, Islas Baleares,Melilla, Navarra, País Vasco, La Rioja y Comunidad Valenciana) o la diferencia es mínima (en Murcia, con 3 fallecidos sin fecha, Aragón, con 2, Galicia, 2 y Extremadura, 1).

Hasta el viernes, además de esos 407 fallecidos sin fecha, Sanidad advirtió que hay otros 8.095 casos sin día de diagnóstico (un 0,5%), 11.427 hospitalizados sin fecha de hospitalización (6%) y 1.715 casos en UCI (10,7%) en la misma situación.

Un tema recurrente

La discordancia existente entre los datos diarios y las correcciones posteriores viene de lejos y ha destapado las verdaderas curvas del virus, tanto entre los muertos como entre los contagiados. Día tras día, los miles de casos diagnosticados en las últimas 24 horas que reporta Sanidad no muestran otros miles notificados a posteriori y que se suman directamente en el acumulado. Ocurre con los muertos. Las cifras, de hecho, están en continua revisión y de ahí que a principios de noviembre Sanidad, después de otros tantos cambios de criterio, incluyera de golpe 1.623 fallecidos más y otros 25.042 contagiados que provenían en su mayoría de notificaciones realizadas antes del 11 de mayo, cuando estas comenzaron a ser individualizadas. En cuanto a los decesos, ahora sí se reportan como tales los casos sospechosos con un criterio clínico muy alto, independientemente de la prueba diagnóstica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *