Historias destacadas

Madrid retoma la restricción por zonas y estudia hacer nuevos recortes horarios

Spread the love

La Comunidad Autónoma de Madrid retoma su plan ‘A’ contra el coronavirus. Tras la vigencia del estado de alarma, que finaliza en la tarde de este sábado, el Gobierno regional aprueba este viernes una orden en la que la presidenta Isabel Díaz Ayuso volverá a recoger medidas de restricción de la movilidad por Zonas Básicas de Salud. Este plan de limitación por áreas concretas de la ciudad de Madrid y en algunos municipios de la autonomía incorporará algunas nuevas zonas que quedan bajo control sanitario, al tiempo que habrá otras que saldrán de la ‘lista negra’ y que en su día superaban la incidencia de 500 infectados en 14 días por 100.000 habitantes.

Junto con esta medida -que no convenció al Gobierno de España, lo que desencadenó, tras un rifirrafe con las cifras de afectados, la declaración del estado de alarma en la comunidad autónoma- también se estudia fijar nuevos recortes horarios en los comercios o reducir la actividad. Vendría a ser como un ‘toque de queda’ a la medida en sustitución del que el Gobierno estudia poder aplicar y para el que precisa de respaldo jurídico, motivo por el que por el momento se encuentra aparcado en el Ministerio de Sanidad.

El recorte horario o reducir la actividad empresarial es un escenario que anoche se barajaba en Sol como una de las bazas para frenar los contagios que se producen en botellones y fiestas, entornos en los que las autoridades sanitarias han detectado la proliferación de infecciones por coronavirus.

El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior de la Junta de Castilla y León , Francisco Igea

La vuelta al modelo de restricciones de Zonas Básicas de Salud es un espaldarazo, dentro del Gobierno regional, a la medida que ya se adoptó en su día y que, según fuentes próximas al Ejecutivo de Ayuso, “tan buenos resultados nos ha dado. En aquel momento el Gobierno de Pedro Sánchez consideró que eran medidas insuficientes y decretaron el estado de alarma basándose en datos inciertos“. “El Gobierno de Ayuso lo que planteaba eran restricciones a la movilidad por zonas de salud, actuando solo donde había un problema; Moncloa tenía otra política desconsiderada sobre el daño que las restricciones pueden tener sobre la economía”.

La Comunidad de Madrid ha barajado esta misma semana la posibilidad de implantar un toque de queda de 12 de la noche a 6 de la mañana, horquilla bajo la cual la Comunidad Valenciana va a actuar de forma inmediata, según anunció este jueves su presidente, Ximo Puig. Esta restricción a la movilidad podría impedir la celebración de reuniones nocturnas y de botellones que se han convertido en un enemigo a combatir. Este tramo de la madrugada no afectaría directamente a la hostelería, sector tremendamente castigado económicamente por la pandemia de coronavirus.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, en la imagen junto a la vicepresidenta Mónica Oltra (i) y a la consellera de Sanidad, Ana Barceló (d). /EFE

El Consejo Interterritorial ha decidido en la tarde de este jueves aplazar su decisión sobre esta medida que ha acaparado toda la atención. El Consejo sí ha dado luz verde al borrador de medidas que redactó la cartera. El texto, cuyo contenido ya analizó La Información, plantea cuatro niveles de alerta con los que atajar la transmisión en cada región. Del control de aforos al cierre de los bares desde las 22:00 horas. No ha habido oposición a las medidas de esta hoja de ruta, más allá de críticas puntuales como las del Ejecutivo madrileño, que han trasladado a este medio que “ni nos oponemos ni lo apoyamos, pero lo que es seguro es que llega tarde”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *