Política

Marcos de Quinto vaticina un cacharrazo de Ciudadanos en las elecciones catalanas tras arrimarse a Sánchez

Spread the love

Más información

Siempre podrán alegar que habla escocido tras tener que dar un sonoro portazo y dejar el escaño.

Pero Marcos de Quinto no es precisamente alguien que hable a humos paja y, pese al poco tiempo que estuvo enrolado en Ciudadanos, conoce perfectamente las entrañas de la formación y como esta se ha ido descomponiendo en los últimos meses a pasos agigantados.

Y es que este reputado directivo y economista se tuvo que ir del partido presidido por Inés Arrimadas viendo que los principios que defendía en tiempos de Albert Rivera habían sido orillados para intentar tender puentes con el PSOE de Pedro Sánchez.

De hecho, De Quinto, junto con Juan Carlos Girauta, que fue el primero en decir adiós al proyecto naranja, ya no entendía como en el mes de mayo de 2020 se seguían otorgando prórrogas al estado de alarma sin que estuviesen al menos justificadas y, sobre todo, que Ciudadanos obtuviese algún rédito, más allá que esas fotos con el presidente del Gobierno y que no tenían más valor que el de engordar el álbum de la egolatría de la propia Arrimadas.

Por eso, cuando alguien de Ciudadanos como es Fran Carrillo Guerrero, portavoz adjunto de la formación en el Parlamento de Andalucía, carga contra los acuerdos de Pedro Sánchez con los herederos políticos de ETA, EH Bildu, y los separatistas de ERC, Marcos de Quinto tiene muy claro su mensaje.

El que fuera uno de las incorporaciones de relumbrón de Albert Rivera para su plancha electoral en las elecciones del 28 de abril de 2019 considera que las declaraciones de este diputado autonómico están cargadas de razón, pero que evidentemente ha sido el propio partido, Ciudadanos, con Inés Arrimadas al mando de las operaciones, quien ha facilitado que Pedro Sánchez establezca esas alianzas con los partidos de Arnaldo Otegi y de Gabriel Rufián por su empeño en pactar con un presidente del Gobierno que ha usado a los naranjas para alcanzar sus crematísticos intereses.

Y más aún, el propio Marcos de Quinto ya empieza a meter el miedo en el cuerpo a Ciudadanos vaticinando que, a dos meses y medio para la celebración de las elecciones en Cataluña, en principio fijadas para el 14 de febrero de 2021, el partido naranja se puede pegar un cacharrazo sideral después de haber sido la formación que ganó en 2017 los comicios autonómicos:

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *