Negocio

Meliá se plantea abrir modelos de franquicia con hoteles indepedientes

Spread the love

Meliá se plantea abrirse al modelo de franquicia, incorporando hoteles independientes que aporten valor al grupo, siempre que estén bien situados y tengan buenos atributos, ha dicho su consejero delegado, Gabriel Escarrer, para quien 2021 puede ser un año de operaciones corporativas importantes.

En un encuentro organizado por Hosteltur, Escarrer ha explicado también que igual que ocurre en todas las crisis ahora hay buenas oportunidades de compra en el mercado aunque en algunos casos tienen “difícil encaje” porque son “operadores zombies“. A Meliá, ha dicho, le han ofrecido activos “pero de momento no lo vemos a nivel de estrategia”. Los grandes fondos de inversión tienen liquidez e interés en comprar establecimientos sobre todo en el segmento vacacional, pero necesitan de la compañía de socios que conozcan el negocio hotelero.

Cartel de uno de los hoteles de la cadena Meliá Hotels.

El mercado inversor se está reforzando, ha dicho el CEO de Meliá, y se está levantando capital, sobre todo en el Sur de Europa, pero el problema es determinar la rentabilidad porque no se pueden tomar como referencia los valores de 2019 y sigue habiendo un alto grado de incertidumbre. Ahora mismo, los valores de mercado están en torno a un 30% por debajo de los de 2019 pero todavía se producirán, a su juicio, mayores ajustes de precios a la baja, sobre todo en aquellos activos de menor interés estratégico.

El directivo ha avanzado que en los próximos años se va a producir un proceso de concentración en el sector, porque ahora menos del 20% de los hoteles pertenecen a grandes grupos turísticos, tanto en España como en la cuenca mediterránea. Es un proceso muy necesario, del que todas aquellas compañías que hayan puesto en valor su capacidad de distribución, su inversión en digitalización, sus programas de fidelidad y hayan invertido en sus marcas para que sean reconocidas a nivel internacional saldrán reforzados.

Gabriel Escarrer Julia y Gabriel Escarrer Jaume

El sector, en opinión de Escarrer, debe acostumbrase a trabajar en un entorno mucho más competitivo, con una contracción de la demanda y un poder adquisitivo de los clientes mermado, y ese entorno exige compañías más eficientes. Meliá, que antes de la pandemia vendía a través de su web en torno al 37% de sus habitaciones, ha subido ahora al 70%, gracias a que ha invertido 170 millones de euros, pero este volumen de inversión ha sido posible porque la cadena tiene 392 hoteles. Los más pequeños o independientes no van a poder afrontar la necesaria digitalización porque no van a tener liquidez ni masa crítica suficiente y porque estos procesos requieren de tiempos muy largos de maduración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *