Cultura

Mike Sánchez deleita con su dominio de la música de raíz en Almería

Spread the love

Boogie Woogie, Rhythm and Blues, Jazz, Twist, Rock and Roll… No hay género estiloso y de raíz del que Mike Sánchez no tenga un profundo conocimiento. El pianista y cantante británico, de madre española, fue el protagonista en la tarde del jueves de un nuevo concierto del Festival Almerijazz puesto en marcha por el área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería en el Auditorio Municipal Maestro Padilla, que acabó rendido al intérprete.

Un artista que quiso agradecer al festival poder «volver a los escenarios nosotros, los músicos, pero también los técnicos de sonido, de luces, los teatros… Llevaba sin actuar desde el mes de febrero y son tiempos difíciles para la Cultura». Fue el único momento ‘serio’ de su actuación que, ante todo, fue desbordante tanto en su interpretación vocal y musical como en la simpática y desenfada manera de desenvolverse con el idioma de su madre. «Nació en un pueblo de Málaga, se fue a Ávila y después vivió en Londres, donde conoció a mi padre». Ahora, Mike Sánchez lleva viviendo en España nueve años.

Aunque estaba prohibido bailar en la sala, acompañado por Simone Zaniol a la batería, Andrés Lizón al contrabajo, Peter ‘Gun’ Peiró a la guitarra y Enric Peiró al saxo, Mike Sánchez agitó las almas y corazones del público asistente con una variada dosis de puro fuego, con referentes claros de las 88 teclas como Jerry Lee Lewis, Little Richards y, de manera más evidente, Fats Domino y Amos Milburn. Todo ello, además, desde la experiencia que dan las tablas y el haber trabajado y grabado con nombres como Bill Wyman, Eric Clapton, Jeff Beck, Robert Plant, Imelda May o Albert Lee.

Y si uno empieza con el ‘Hungry Man’ de Louis Jordan, sigue con el ‘Down The Road’ de Milburn y el ‘Safronia B’ de Calvin Boze, ya tiene ganado el título de la maestría y al público conectado en plena sintonía.

Momentos también más intensos hubo, como con el ‘Hurtin Inside’ de Brook Benton o la suntuosa ‘Kiddio’. Con el blues de Charles Brown ‘My Heart Is Mended’, el concierto tornó íntimo y siguió con ‘Companion blues’ para volver al ímpetu del rock con ‘Lula’.

Una corriente eléctrica que ya casi no volvería a abandonarse, a los compases y palmas del twist ‘Shirley’, o remontarse a los orígenes con ‘Route 66’ y la divertida y etílica ‘Drinkin Beer’.

Con ganas de tocar mucho más tiempo, Mike Sánchez alargó su final con siempre espacio para las brillantes tandas solistas de saxo y guitarra, con temas como ‘I Done Done It’, ‘She’s Gone Away’, ‘Blueberry Hills’ y ‘I’m Ready’, de sus queridos Domino, que le sirvió para improvisar las estrofas de despedida.

Una noche que fue un viaje en el tiempo y una enésima lección de las grandes ramificaciones que tiene la música de calidad y cómo su energía sigue enamorando cuando se tocan las teclas idóneas.

Próximos conciertos

Ayer viernes, fue el escenario del Teatro Apolo el que contó con la presencia del guitarrista almeriense Paco Rivas, considerado uno de los más destacados guitarristas de jazz del panorama nacional que, junto al organista Julián Maeso, proporcionó en formato de trío, junto al baterista Dani García, una sesión de jazz/funk/boogaloo profundo y enérgico.

Hoy sábado, en el mismo Teatro Apolo, pero a las 19.30 horas, actuará el trío del pianista español Daniel García Diego, compuesto por el batería cubano Michael Olivera y el también cubano Reynier Elizarde ‘El Negrón’ al contrabajo, a los que se unirá la virtuosa violinista americana de origen coreano Maureen Choi. En esta actuación de marcado carácter internacional, Daniel García presentará parte de los temas que componen su más reciente trabajo discográfico, Travesuras’, editado por el prestigioso sello discográfico alemán ACT en 2019.

Como gran cierre final, mañana domingo, en el Auditorio, a las 19.30 horas, se recibirá la destacada actuación de la Big Band Clasijazz con un vocalista invitado de auténtica excepción, Pedro Ruy Blas, con más de 50 años de trayectoria profesional. Un concierto que, además, será en homenaje a Toni Belenguer, primer músico invitado e integrante de la Clasijazz Big Band desde los inicios y recientemente fallecido.

Almerijazz supone la vigésimo octava edición por herencia del antecesor festival internacional. Esta nueva imagen va acompañada de una web dedicada exclusivamente al festival, www.almerijazz.com, que será la página donde se puede acceder a toda la información de una manera directa y sencilla. Las entradas tienen un precio de diez euros para cada concierto, disponibles en www.almeriaculturaentradas.es y en la taquilla municipal del Teatro Apolo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *