Negocio

Norwegian pide árnica a la justicia de su país tras el apoyo irlandés a dos filiales

Spread the love

La aerolínea de bajo coste Norwegian pidió este martes a un tribunal noruego abrir un proceso de reconstrucción después de que la justicia irlandesa aceptase la solicitud de protección de dos filiales para evitar la quiebra. “Después de que Norwegian fue incluida en el proceso de reorganización en Irlanda, la compañía ha solicitado hoy un proceso adicional para su reconstrucción bajo la legislación noruega“, consta en un comunicado de la aerolínea.

Una reconstrucción “en paralelo” en Noruega beneficiaría a todas las partes y aumentaría la “probabilidad” de un resultado exitoso, resaltó su consejero delegado, Jacob Schram. “Ahora debemos aprovechar el tiempo y trabajar hacia el objetivo de reducir la deuda de la compañía, el número de aviones en la flota y ser de nuevo una empresa atractiva para los inversores”, añadió Schram.

La tercera aerolínea de bajo coste en Europa presentó la solicitud ante la justicia irlandesa a mediados de noviembre después de la negativa del Gobierno noruego a darle apoyo económico adicional para afrontar las pérdidas provocadas por la pandemia de coronavirus. La petición afectaba a la filial de gestión de activos Arctic Aviation Assets y a Norwegian Air International, a cargo de la flota de aviones.

Norwegian ha convocado una asamblea extraordinaria el día 17 para buscar el apoyo de los accionista a un plan para obtener 4.000 millones de coronas noruegas (375 millones de euros/452,7 millones de dólares) mediante un programa de conversión de deuda en acciones y emisión de nuevos títulos.

Avión de Norwegian

La aerolínea, que en los nueve primeros meses del año perdió casi 600 millones de euros (724,3 millones de dólares) por el impacto de la pandemia, ya había anunciado recientemente la suspensión de 1.600 puestos de trabajo y la reducción de sus rutas.

Norwegian evitó en mayo la quiebra tras lograr el respaldo de acreedores y accionistas a un plan para convertir 12.700 millones de coronas (1.163 millones de euros/1.404 millones de dólares) de deuda en acciones.

Ello le permitió acceder a una ayuda estatal de 3.000 millones de coronas (275 millones de euros/332 millones de dólares), la mitad del total de un paquete al sector aéreo noruego.

Norwegian atraviesa una difícil situación financiera desde hace años, agravada en 2019 por la prohibición temporal de vuelo de los Boeing 737 MAX y los problemas con los motores Rolls Royce, y agudizada con la crisis del coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *