Historias destacadas

Noviembre deja 25.269 parados más y los empleados en ERTE suben a 746.900

Spread the love

El pasado mes de noviembre cerró con 25.269 parados más y los trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) subieron hasta los 746.900, desde los 599.350 del mes anterior. En plena oleada de restricciones por el ascenso de los contagios de Covid, el parón del sector Servicios fue responsable del 98% de la subida del paro, con 24.959 nuevos desempleados respecto a octubre. Mientras tanto, la afiliación a la Seguridad Social se incrementó en 31.638 cotizantes, el mayor aumento mensual en este periodo desde 2006, elevando el total de ocupados hasta los 19.022.002, si bien todavía hay 228.227 afiliados menos que antes de la irrupción de la pandemia y 354.877 menos que hace un año.

Es el balance de noviembre que acaban de publicar los ministerios de Trabajo y Seguridad Social y que arroja un total de 3.851.312 parados inscritos en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Son 605.265 más de los que había en febrero, antes del estallido de la Covid-19, y 653.128 más que hace un año, pero el departamento que dirige la ministra Yolanda Díaz considera en una nota que estos datos son consecuencia de que “las medidas de flexibilidad” adoptadas por el Gobierno para paliar los efectos de la crisis del coronavirus en el tejido productivo “amortiguan el impacto de la segunda ola de la pandemia en el mercado de trabajo”. Con todo, la subida del paro en noviembre (25.269 personas) supone el alza más abrupto en este mes desde 2012, uno de los peores años de la crisis financiera.

Por su parte, la afiliación diaria, indicador preferido por el departamento que dirige José Luis Escrivá durante los primeros compases de la pandemia por mostrar mejor el impacto de la crisis en el mercado laboral -según su propio criterio esgrimido entonces- arroja peores datos que la media mensual. En concreto, el último día de noviembre había 11.832 afiliados menos que el último día de octubre. Si bien en esta ocasión la Seguridad Social prefiere destacar que en noviembre se sumaron 107.505 afiliados en términos desestacionalizados y que este incremento dobla el registrado el mes anterior. Y que se superan los 19 millones de ocupados medios en noviembre por primera vez desde marzo en términos corregidos de efecto calendario, hasta los 19.059.094 en total.

(I-D) El presidente de CEOE, Antonio Garamendi; el líder de UGT, Pepe Álvarez; la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; el presidente de Cepyme, Gerardo Cuevas; y el líder de CCOO, Unai Sordo, conversan durante el acto de firma del VI Acuerdo de Solución Autónoma de Conflictos Laborales (ASAC) entre CEOE y Cepyme, y CCOO y UGT, en la Fundación SIMA, en Madrid (España), a 26 de noviembre de 2020. 26 NOVIEMBRE 2020;YOLANDA DIAZ;ASAC Marta Fernández / Europa Press 26/11/2020

Mientras tanto, los empleados en ERTE escalan hasta los 746.900, desde los 599.350 del mes anterior. Si bien Inclusión matiza que “se incrementan en 18.487 respecto al cierre de octubre y en 40.650 respecto al de septiembre” y que la cifra total “supone una reducción del 80% respecto al punto más alto registrado en la pandemia, correspondiente al mes de abril”. En una nota, el Ministerio explica que se ha producido un trasvase desde los esquemas aprobados en marzo a los incluidos en el RD 30/2020, con los nuevos ERTE de cadena de valor, por limitación e impedimento, “pero el número de trabajadores en ERTE se mantiene estable desde mediados a septiembre, a pesar del incremento de las restricciones administrativas en varias comunidades”. Además, el departamento añade que “geográficamente, el comportamiento ha sido heterogéneo debido a la diferente intensidad de las restricciones administrativas”. 

El trasvase de los ERTE

El trasvase es el siguiente: el mes de noviembre cerró con 326.296 personas afectados por los ERTE derivados de la legislación aprobada en marzo, 379.954 menos que al final de septiembre, cuando entraron en vigor los nuevos esquemas. Por su parte, el número de personas incluidas en los nuevos esquemas, con exoneraciones especiales para sectores ultraprotegidos y cobertura para aquellas empresas afectadas por las restricciones administrativas, se ha situado en 420.604 trabajadores. Estos se distribuyen entre 218.380 personas en sectores ultraprotegidos (de los que 167.917 corresponden al listado de CNAE acordado con los agentes sociales en septiembre y 50.463 a empresas de su cadena de valor), 79.232 en ERTE de impedimento y 117.064 en ERTE de limitación.

Según los datos facilitados por la Seguridad Social, que en esta ocasión ha apostado por hacer publico un informe más detallado sobre la evolución de los expedientes de regulación temporal de empleo, el 60% de los trabajadores acogidos a las nuevas modalidades de ERTE pertenecen al sector “servicios de comidas y bebidas” o “servicios de alojamiento”. La concentración de la protección de los nuevos esquemas en estos sectores ha supuesto que tengan hoy en ERTE a 330.979 trabajadores, concentrando el 45% de todos los trabajadores incluidos en estos sistemas de protección (representaban el 35% a finales de septiembre).

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo

Esta variación en el recurso a esta protección también es visible observando el número de afiliados en cada sector acogidos al ERTE. Así, mientras que los trabajadores protegidos representan el 5% del total de afiliados a nivel nacional, son el 62% en el sector “servicios de alojamiento”, el 56% en “actividades turísticas y agencias de viajes”, el 43% en “transporte aéreo”, el 29% en “actividades de juegos de azar y apuestas”, el 27% en “servicios de comidas y bebidas” y el 19% de los trabajadores del sector “actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento”. 

El Ministerio también explica, respecto a los ERTE de impedimento y limitación, que al ir ligados a las restricciones administrativas y ser estas distintas territorialmente, reflejan diferencias geográficas importantes, ya que en cinco comunidades (Baleares, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura y Madrid) se han reducido el número de personas en ERTE respecto al mes de septiembre. Y en otras, como Asturias, Navarra o Cataluña, donde las restricciones administrativas han sido más intensas, el número de trabajadores en ERTE ha crecido respecto al mes de septiembre.

Por último, en cuanto a las prestaciones de autónomos, al cierre del mes de noviembre había reconocidas un total de 346.814. De ellas, 117.909 corresponden a la nueva prestación por suspensión de la actividad, también ligada a las restricciones administrativas. “Como ocurre con los ERTE, hay importantes diferencias geográficas al respecto”, matiza Seguridad Social. Así, Asturias es la provincia en la que mayor porcentaje de autónomos están percibiendo esta prestación (un 14% del total), seguido de Granada (12%) debido a sus especiales restricciones administrativas por la pandemia.

En cuanto a la factura total de las prestaciones, que aporta el Ministerio de Trabajo y va con un mes de decalaje, en octubre ascendió a 2.653,1 millones de euros, “cifra que consolida la senda de reducción del gasto de los últimos meses desde el máximo valor que alcanzó en el mes de mayo, de 5.481 millones de euros”, según destaca el departamento de Díaz. El número total de beneficiarios a final del mes fue de 2.553.677 personas, con un aumento respecto al mismo mes del año anterior del 35,9%. Y respecto al gasto total de la nómina de prestaciones por ERTE entre los meses de abril y octubre, asciende a 13.392 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *