Negocio

Orange planea una opa sobre su filial belga y estudia excluirla de cotización

Spread the love

La operadora francesa de telecomunicaciones Orange ha confirmado que estudia lanzar una OPA con carácter “voluntario y condicional” sobre todas las acciones que aún no controla de Orange Belgium, filial en la que cuenta con una participación del 52,9%, tras lo que considerará la posible exclusión de las acciones de Orange Belgium que cotizan actualmente en el mercado Euronext Bruselas.

La potencial oferta se efectuaría íntegramente en efectivo y sin umbral mínimo de aceptación a un precio de 22 euros por acción, que supondría una prima del 35,6% sobre el precio marcado por los títulos de la filial al cierre de la sesión de este miércoles. De este modo, la operación supondría algo más de 600 millones de euros.

Nada más hacerse pública la noticia, la filial se ha disparado en bolsa un 35,3% hasta los 21,95 euros, su precio más alto desde finales de 2015 (su capitalización supera los 1.310 millones de euros). En lo que va de año, sus títulos se revalorizan un 5,79%, si bien recupera un 61% desde los mínimos que marcó en pleno ‘crash’ bursátil de marzo por la pandemia en 13,6 euros.  

En este sentido, Orange indicó que si, una vez completada la oferta, alcanzase al menos el 95% de los valores con derecho a voto y ha adquirido acciones que representen al menos el 90% del capital social con derecho a voto, llevará a cabo un proceso de compra forzosa de minoritarios (‘squeeze out’) en las mismas condiciones.

Vodafone se 'come' 83 millones extra de pérdidas por un ajuste en sus cuentas

El Grupo Orange ofrece a los accionistas de su filial la posibilidad de vender inmediatamente sus acciones en condiciones que considera “muy atractivas”. La teleco ha informado al presidente del consejo de administración de Orange Belgium de sus intenciones y ahora su consejo llevará a cabo una evaluación de la oferta propuesta.

“Este proyecto forma parte de los continuos esfuerzos del Grupo Orange para adaptar la estructura de capital de sus filiales a sus necesidades”, apunta la compañía capitaneada por Stéphane Richard en su comunicado. El objetivo de la operación sería, así, “reforzar la posición del Grupo Orange para permitir a Orange Belgium desplegar de forma más eficiente su estrategia de creación de valor a largo plazo y reaccionar con mayor eficacia a las principales transformaciones del mercado belga a través de una mayor flexibilidad financiera”. 

La filial de la teleco francesa es uno de los operadores líder del mercado belga con más de 3 millones de clientes. Proporciona servicios de telecomunicaciones móviles, Internet y TV a clientes privados, así como servicios de telefonía móvil y fija a empresas. Su red móvil de alto rendimiento es compatible con la tecnología 2G, 3G, 4G y 4G+. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *