Salud

Pfizer asegura que su vacuna tiene una eficacia superior al 90%

Spread the love

Todavía los resultados no cuentan con la necesaria convalidación de la comunidad científica, pero para las farmacéuticas que los están realizando, la estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech, se ha superado un «hito crítico» y la vacuna contra el coronavirus parece estar más cerca que nunca. En la tercera fase de sus ensayos, lo que significa estar en un estado muy avanzado de la investigación al ser ya la etapa previa a solicitar oficialmente su homologación para comercializarla y distribuirla, la vacuna en la que trabajan ofrece ya una eficacia de protección «superior al 90%» frente a la covid-19. En un comunicado conjunto, ambas compañías han asegurado que hasta ahora no han encontrado «problemas de seguridad serios» y esperan solicitar la próxima semana la autorización de su uso generalizado de emergencia en Estados Unidos ya a finales de este mes. De cumplirse los plazos, estarían en disposición de producir 50 millones de dosis este mismo año y 1.300 millones el que viene.

Las Navidades que nos trae el coronavirus

La Comisión Europea mantiene una posición privilegiada en esta producción, ya que este mismo domingo anunció un preacuerdo con las farmacéuticas Biontech y Pfizer para reservar en nombre de los Veintisiete un total de 200 millones de dosis de su potencial vacuna contra el coronavirus. Se trata así de adelantar las bases del marco contractual entre las partes para adquirir inicialmente 200 millones de dosis si se logra la vacuna, una compra que se cerraría en nombre de los estados miembro y que podría ampliarse a otros 100 millones de dosis si se demuestra que la vacuna es segura y efectiva.

En las pruebas de esta fase tres iniciada el 27 de julio han participado 43.538 personas. De los que nueve de cada diez habían recibido hasta el 8 de noviembre una segunda dosis. Entre todos ellos el análisis ha evaluado 94 casos especialmente, porque solo ocho fueron contagiados por el coronavirus tras haber recibido la vacuna en dos dosis con tres semanas de diferencia. Estas cifras han llevado a Pfizer a evaluar que su vacuna es eficaz al 90%, muy por encima del 50% requerido por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos para autorizar una vacuna contra el coronavirus.

Las pruebas continuarán hasta registrar más de 164 casos de contagio entre los participantes en el ensayo para precisar aún más la tasa de efectividad y en rangos de edad que van desde los 18 hasta los 85 años. La empresa prevé disponer de estos datos entre 30 y 60 días.

Advertencia de la OMS: «La vacuna para frenar la pandemia por Covid es urgente, pero no resolverá sus causas»

Más resultados «en semanas»

Aunque los datos aún no han sido revisados o publicados en una revista científica para ser sometidos a revisión, Pfizer ha afirmado que se harán en cuanto concluyan esta segunda fase de pruebas. «Estamos un paso más cerca de brindar a las personas de todo el mundo un avance muy necesario para ayudar a poner fin a esta crisis de salud mundial. Esperamos poder compartir datos adicionales de eficacia y seguridad generados por miles de participantes en las próximas semanas», ha apuntado el presidente del Pfizer, Albert Bourla.

Esta eficacia de protección frente al virus SARS-CoV-2 se logró siete días después de la segunda dosis de vacuna y 28 días después de la primera. El estudio también evalúa el potencial de la vacuna para brindar protección contra el coronavirus en aquellos que han tenido una exposición previa, así como la prevención de la vacuna contra la enfermedad. El análisis final ahora incluirá, con la aprobación de la FDA, nuevos criterios de valoración secundarios que evalúen su eficacia según los casos que se acumulan catorce días después de la segunda dosis también.

«Hemos dado un paso importante y estamos más cerca de proveer» esta vacuna, tan «necesaria para contribuir a acabar con esta crisis sanitaria», ha segurado Albert Bourla. En un momento «cuando el mundo más lo necesita, con las tasas de infección estableciendo nuevos récords, hospitales que se acercan al máximo de capacidad y las economías que luchan por reabrir».

«Esta es una victoria para la innovación, la ciencia y un esfuerzo de colaboración global», ha comentado el presidente de Pfizer. «Cuando nos embarcamos en este viaje hace 10 meses -la vacuna BNT162b2 se empezó a desarrollar en enero en un proyecto bautizado como ‘Velocidad de la luz’-, esto es lo que aspiramos a lograr. Especialmente hoy, mientras todos estamos en medio de una segunda ola y muchos de nosotros encerrados, apreciamos aún más lo importante que es este hito en nuestro camino para poner fin a esta pandemia y para que todos recuperemos un sentido de normalidad», ha subrayado Bourla.

Las dosis de esta vacuna que lleguen en Europa, según el preacuerdo anunciado por las autoridades comunitarias, se distribuirán entre los 27 estados miembro, aunque especialmente una parte de ellas se donará a países de renta media y baja y se redistribuirán a través del Servicio de Acción Exterior, tal y como ha previsto Bruselas en otros acuerdos similares. Además, el Ejecutivo comunitario ya anunció en agosto dos contratos con AstraZeneca y Johnson&Johnson para adquirir un total de 500 millones de dosis de su futura vacuna contra el coronavirus. Y, en el mismo sentido, también tiene conversaciones avanzadas con Sanofi-GSK, Curevac y Moderna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *