Política

Podemos se reúne a ‘escondidas’ en el Congreso con el nuevo embajador del tirano Maduro

Spread the love

Más información

Podemos sigue manteniendo sus nexos con el régimen de Nicolás Maduro.

A pesar que Pablo Iglesias intentó fingir un distanciamiento con la dictadura acusada de la violación de Derechos Humanos, su ‘escabullida’ en Bolivia para verse con el ministro  de Asuntos Exteriores, Jorge Arreaza, y su recepción al nuevo embajador del chavismo en Madrid muestran su verdadera cara.

Utilizando el Congreso de los Diputados a su antojo, Podemos mantuvo una reunión privada con el nuevo embajador del chavismo, Mauricio Rodríguez Gelfenstein (quien como ministro de Comunicación ayudó a la censura de la prensa desde 2010), y la nueva cónsul, Yaifred Ron.

Para intentar ocultarlo, encuentro donde también participó IU, ERC y Bildu estaba fuera de la agenda oficial y no realizaron una convocatoria a los medios de comunicación

En concreto, se trata del secretario primero de la Mesa del Congreso y diputado de Unidas Podemos-En Comú-Galicia en Común, Gerardo Pisarello; el secretario general del Partido Comunista, Enrique Santiago (quien fue abogado de las FARC), su compañero Antón Gómez Reino, el portavoz adjunto de los proetarras de EH Bildu, Oskar Matute, y los parlamentarios de ERC Joan Josep Nuet, Marta Rosique y María Carvalho.

Igualmente, ha acudido Manuel Pineda, miembro de IU y eurodiputado de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica.

Según publica OkDiario, “este encuentro se ha celebrado al margen de la Comisión de Exteriores de la Cámara baja que preside el socialista Pau Marí Klose. Por ello, no han tenido conocimiento formal del mismo el resto de partidos con representación en dicha Comisión”.

A días del fraude chavista

La polémica reunión de Podemos y el chavismo ocurre a pocos días de la celebración de las amañadas elecciones parlamentarias convocadas por el régimen de Maduro.

Las mismas que intentaron blanquear sin éxito desde el Gobierno de Pedro Sánchez con la colaboración de Josep Borrell.

Una misión de la que toma el revelo Izquierda Unida, que mandará una delegación por invitación del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, cuya composición ha sido cuestionada por España, la UE y el Grupo de contacto para el país latinoamericano, ya que sus directores son figuras militantes y afines a la dictadura bolivariana que fueron nombradas saltándose la normativa nacional.

Los ‘chanchullos’ de Mario Isea

l exembajador de Nicolás Maduro en Madrid ‘escapó’ en un vuelo humanitario de Plus Ultra este martes 1 de diciembre.

Fuentes de la Embajada de Venezuela confirman a Periodista Digital que Mario Isea salió en un vuelo hacia Caracas junto a su esposa, su hija mayor y sus dos nietas.

El representante chavista abandonó la embajada que gestionó desde 2013 y donde estuvo involucrado en constantes escándalos.

Uno de los más conocidos fue la demanda de sus propios empleados por impago, mientras que Mario Isea destinaba dinero de todos los venezolanos para financiar los viajes de Willy Toledo y de la ‘nueva Pablo Iglesias del chavismo’, Arantxa Tirado, a Venezuela.

También generó polémica cuando contrató a Juancho Santana, dirigente de Izquierda Unida que entró a la embajada como asesor del régimen chavista y que recibe su pago directamente «desde presidencia», mientras que los trabajadores han tenido que pasar meses sin percibir ningún ingreso económico.

La fosa séptica del chavismo

A finales de 2015, el embajador chavista fue también quien aprobó la contratación de unas obras de infraestructura por un valor superior al millón de euros (en concreto, 1.034.999,25 euros).

Un proyecto que tenía por objetivo inicial cambiar el sistema de tuberías de aguas negras para cumplir con los requisitos del Ayuntamiento de Madrid. 

La periodista Virginia Linares destapó la información y denunció irregularidades dentro del proceso de obras.

El primer aspecto ha sido el elevado coste de las obras. “Vemos que hay muchos cabos sueltos, por ejemplo, que con un millón de euros se derrumba y vuelve a construir la residencia del embajador”, afirmó en una entrevista con Periodista Digital en julio de 2019. En este sentido, apunta hacia la teoría de un presunto presupuesto inflado.

“He contactado a ingenieros civiles y a inmobiliarias dedicadas a las reformas. Ambas han visto la documentación y afirman que es una obra sencilla y que no debería pasar de los 15.000 y 20.000 euros”, precisó la periodista venezolana.

Una situación que toma aún más relevancia cuando se conoce que existe una vinculación personal entre el dueño de la empresa y funcionarios de la Embajada de Venezuela en Madrid.

Linares explica que Pedro Miguel González Martín, dueño de Consorcio BMT, es el hermano de Milena González Martín, la asistente personal del embajador chavista Mario Isea.

De esta manera se traza una línea directa que podría justificar la elección de dicha empresa por encima de otras que habían presentado presupuestos mucho más económicos (hasta 10 veces por debajo del precio pagado).

Las chapuzas que quedan

A la espera de ver qué papel desempeñará el periodista y exministro Mauricio Rodríguez Gelferstein en la Embajada chavista en Madrid, existen aún ‘chapuzas’ por solucionar.

Por ejemplo, el ‘descuido’ de no pagar el dominio de la página web, lo que llevó a que el sitio web (embajadadevenezuela.es) esté totalmente inoperativo.

A pesar de que la embajada chavista recibió un gran número de avisos sobre el próximo vencimiento del dominio, la dejadez tan característica del chavismo llevó a que no cuenten siquiera con una página web oficial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *