Coronavirus

Reino Unido entra en confinamiento nacional para frenar la expansión del Covid-19

Spread the love

Primera modificación:

El Gobierno británico prevé que esta nueva cuarentena para contener el Covid-19 no afecte gravemente la economía, pero algunos de sus copartidarios conservadores en el Parlamento aseguraron que el daño económico y social que generará el nuevo confinamiento podría superar el del propio virus.

A pesar de la resistencia de las autoridades, la expansión de la segunda ola de Covid-19 en Europa llevó a Reino Unido a imponer un nuevo confinamiento a nivel nacional. La medida entró en vigor a la medianoche de este jueves 5 de noviembre y, en principio, se extenderá hasta el 2 de diciembre.

El bloqueo se implementa cuando el país continúa registrando récords de víctimas mortales. En las últimas 24 horas, según cifras oficiales, se produjeron 492 fallecimientos, el número diario más alto desde el pasado 19 de mayo. Estas muertes elevan el total en el país hasta 47.742.

En un mensaje entregado a la nación, el primer ministro Boris Johnson señaló que hay un “objetivo compartido por todo el Reino Unido: eliminar el virus” y garantizar que el Servicio Nacional de Salud (NHS) no se vea copado en su intento por salvar vidas.

El funcionario también indicó que entiende lo difícil que es un confinamiento para la ciudadanía por los sentimientos de ansiedad y hartazgo, no obstante, resaltó que “esta no es una repetición de la primavera”, refiriéndose a la primera cuarentena, mucho más estricta. “Las escuelas permanecerán abiertas. Y estas reglas tienen un límite de tiempo”, agregó Johnson.

Las calles de Londres amanecieron casi desiertas este jueves. El Gobierno recomendó cerrar la mayor parte de las zonas comerciales minoristas y hoteleras, y les recomendó a los ciudadanos que trabajen desde casa, siempre que sea posible.

El confinamiento podría terminar el 2 de diciembre pero depende de una votación en el Parlamento que apruebe o rechace si la medida se extiende más allá de esa fecha. Justamente, este 4 de noviembre, en la Cámara de los Comunes, el Partido Laborista dio su apoyo al Gobierno para implementar la cuarentena. No obstante, los líderes de la oposición aseguraron que el mandatario tuvo que imponer medidas más estrictas en septiembre pasado, lo que habría evitado la crisis en la que actualmente se encuentra el país.

El Gobierno británico prevé que esta nueva cuarentena no afecte gravemente la economía, no obstante, algunos de sus copartidarios en el Parlamento aseguraron que el daño económico y social que traerá para el país el nuevo confinamiento podría superar el del propio coronavirus.

Ante el Parlamento, este miércoles, Johnson anunció que una vez termine la cuarentena, el Ejecutivo implementará nuevos tipos de pruebas de Covid-19 “a una escala nunca antes vista”, con el fin de controlar por completo la pandemia.

Así, Reino Unido se suma a la lista de países europeos que tuvieron que implementar cuarentenas nacionales por la dureza de la segunda ola del virus en Europa.

Con Reuters y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *