Tecnología

Reproducción asistida desde el propio domicilio

Spread the love

Los tratamientos de fertilidad conllevan muchas visitas a las clínicas para poder realizar todo el seguimiento del proceso. O conllevaban, puesto que uno de estos centros especializados ha diseñado una nueva fórmula para permitir que se sigan realizando esos procedimientos sin necesidad de acudir en persona.

Aunque no hay cifras oficiales, la pandemia de la covid-19 ha supuesto una disminución importante de casos en el ámbito de la reproducción asistida. Varias estimaciones hechas a partir de encuestas realizadas en esos centros, a nivel nacional y europeo, calculan que uno de cada tres tratamientos ya no se realiza.

Juana Crespo, doctora de una de estas clínicas de fertilidad, considera en cualquier caso que «lo realmente importante es encontrar el equilibrio entre aquellas mujeres que irremediablemente no pueden esperar» en el camino por ser madres. Por eso, ha ideado un nuevo sistema para que las pacientes puedan hacer el seguimiento desde su casa.

«El proceso garantiza que el seguimiento del ciclo es similar (salvando las distancias físicas) al que se haría en caso de que la paciente tuviera que venir a la clínica», explica. El objetivo es reducir a uno o dos los desplazamientos presenciales, y que el resto del tratamiento se realice en el hogar. «Con solo tres ecografías podemos monitorizar el proceso de estimulación de la paciente, y con dos saber si está perfectamente preparada para su transferencia», defiende Crespo.

Con este sistema, el historial clínico de la paciente se realizada por teléfono o videollamada. Los resultados de otras pruebas médicas (como analíticas) también pueden enviarse sin necesidad de acudir al centro. En cuanto a la exploración ginecológica y el seguimiento del ciclo, desde la clínica explican que que facilitan las herramientas necesarias para que la paciente pueda realizarse en casa una exploración ginecológica guiada y valorada en remoto por su ginecólogo en tiempo real.

Cuando el ginecólogo considera que la paciente está lista para la punción ovárica, será el primer momento en el que tenga que desplazarse a la clínica. Tiempo después volverá para la transferencia de los embriones.

Mismos resultados

El objetivo es que limitar al mínimo las visitas presenciales de la persona que se está sometiendo al proceso de fertilización «Más allá de la consulta en sí, que en todo momento está cubierta por un ginecólogo, se trata de acercar la clínica a la paciente, poniendo a todo el equipo y nuestro trabajo en casa de ella a través de diferentes medios telemáticos», argumenta esta doctora.

Juana Crespo reconoce, no obstante, que no todos los casos pueden –al menos, en la actualidad– monitorizarse a distancia. «Estamos trabajando para intentar que sean el máximo número», añade, afirmando además que los resultados son «exactamente los mismos que obtendríamos si la paciente viniera a la clínica».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *