Historias destacadas

Sánchez enfría una reforma laboral en plena crisis y la fía a los agentes sociales

Spread the love

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sostiene que, en un contexto de caída brusca de la actividad económica, “lo importante” es garantizar la paz social, pero avanza que si los actores sociales quieren una reforma laboral, “el Gobierno está dispuesto a acompañarla”. Es decir, que pese a ser una de sus grandes promesas electorales, además de uno de los puntos calientes en sus relaciones con sus socios de coalición en el Gobierno, el dirigente socialista prefiere que un cambio de este calado venga desde los agentes sociales. 

En una entrevista que publica este domingo “El Periódico de Catalunya”, Sánchez afirma que su Gobierno apostará de forma “decidida y rotunda” por el diálogo y el acuerdo social, pero también subraya que para poner en marcha la agenda el Ejecutivo necesita estabilidad política. “Necesitamos un horizonte de cuatro años de legislatura”. Sánchez considera que “la pandemia ha anticipado el futuro y ha acelerado muchos cambios”, y la clave ahora es saber afrontarlos “con total garantía y con los recursos necesarios”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a Adriana Lastra y Carmen Calvo

Y explica que el Gobierno está ahora mismo volcado en garantizar la solvencia de las empresas. Sánchez se compromete a inyectar capital en el sector de la hostelería y de la restauración y a “complementar” todas las acciones que están haciendo tanto los ayuntamientos como las comunidades autónomas en defensa de esos sectores. También se refiere el presidente a los fondos europeos y asegura que “el desafío” es articular “proyectos que vertebren el país”.

Sánchez considera que el “riesgo que ha detectado” el Gobierno y que ha trasladado a las comunidades autónomas es que los proyectos que se tienen que sacar adelante “no pueden ser localistas. Tienen que ser de vertebración territorial del conjunto del país, y habrá también proyectos transfronterizos”, informa Efe. El presidente está convencido de que tiene por delante “una gran oportunidad” para “reconvertir” la economía de España y por esa “responsabilidad” convoca a toda el tejido empresarial.

Sobre los planes de recuperación para los territorios turísticos, el presidente afirma que los habrá, “sin duda”. Recuerda que Baleares y Canarias tenían ya planes antes de la pandemia vinculados con la transición ecológica, que se han anticipado como consecuencia de la crisis sanitaria pero “nos pillan preparados”, asegura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *