Negocio

Un riesgo que pondrá a prueba la resistencia del sistema bancario

Spread the love

El foco del riesgo de los bancos ahora no está en el frente hipotecario, sino en el empresarial. Por ello, a Santiago Carbó, catedrático de la Universidad de Granada, esta situación le recuerda a la crisis bancaria de los setenta, generada por el crédito corporativo. De ahí que Carbó aconseje a los bancos que no se relajen, mantengan «los ojos abiertos» y que no dejen las fusiones para el final.

Además, advierte de que en EE UU, en los últimos años, se han vuelto a construir productos estructurados con créditos (y es en ese país en el que se atisba un mayor aumento de las insolvencias) y ello puede generar una tormenta financiera global. Carbó pone de relieve que si bien los bancos españoles enfrentarían la situación con niveles holgados de solvencia, éstos son los más bajos de Europa.

Si la situación no llega a alcanzar una gravedad sistémica, y asumiendo una cercana vacuna, se podría alcanzar el pico en morosidad en la próxima primavera.

Joaquín Maudos, investigador del IVIE, señala que si en la crisis anterior la morosidad casi llegó al 14%, ahora duda que se alcancen esos niveles, teniendo en cuenta los apoyos públicos en forma de avales de los que disponen las empresas. «Por caída del PIB, esta crisis es mucho más intensa, pero con esos avales públicos y ciertos tratamientos regulatorios/supervisores, se amortigua el efecto sobre la morosidad». Aunque avisa de que el impacto también dependerá de cuánto se extiendan las ayudas públicas de apoyo a las rentas: «Mientras se prolonguen, se contendrá la morosidad».

En todo caso, Maudos advierte de que 2020 puede terminar en números rojos para algunos bancos. «Viendo la insistencia del BCE en las fusiones para recortar costes, está claro que la preocupación es máxima», concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *