Salud

Una nueva cepa del coronavirus en visones de Dinamarca podría poner en riesgo la vacunación

Spread the love

Primera modificación:

En Dinamarca, las autoridades han puesto en cuarentena el norte del país, tras la aparición de una mutación del nuevo coronavirus en granjas de visones. Reino Unido ha decidido imponer una cuarentena obligatoria a todo viajero proveniente de Dinamarca.

Se trata de una mutación que podría poner en riesgo la vacunación contra la COVID-19 que lleva meses en preparación. Para evitarlo, 280.000 ciudadanos deben quedarse en sus casas en el norte de Jutland. En esa zona se sitúan las granjas de visones de este país nórdico, uno de los principales productores de esta codiciada piel. Cerca de 17 millones de visones van a ser sacrificados. Se trata de la totalidad de la producción de visón en Dinamarca.

El profesor de microbiología clínica en la Syddansk Universitet, Hans Jørn Kolmos, lleva meses alertando del peligro que representan las granjas de visones en la lucha contra la pandemia de coronavirus. Pero, ¿por qué se ha tomado ahora la decisión de sacrificar a todos los visones del país?

Hans Jørn Kolmos: “Las autoridades danesas se han dado cuenta de que los visones eran portadores de una cepa mutante del coronavirus y que se lo han contagiado a humanos. Esta nueva cepa se diferencia de la anterior en la espícula viral, que es lo que hace contagioso a un virus. Las vacunas precisamente se hacen a medida según esa espícula, por lo que una mutación podría hacer ineficaz las actuales vacunas en producción. Además los primeros resultados en laboratorio prueban que esta cepa mutante es resistente a los anticuerpos creados naturalmente por personas que han sobrevivido al coronavirus que conocíamos hasta el momento. Esto podría implicar que llegáramos a tener dos pandemias en paralelo, una con la cepa original y otra con la mutante, para la que habría que fabricar una nueva vacuna.”

RFI: Pero el sacrificio de 17 millones de visones va a tomar bastante tiempo, ¿será lo suficientemente rápido para frenar la propagación de la nueva cepa?

HJK: Sí, se va a tardar varias semanas o incluso meses en sacrificar a todos los visones. Mientras tanto, se ha impuesto medidas de contención bastante estrictas, como el confinamiento de la población en la zona de las granjas. Se ha cortado el transporte público en la zona y se les ha pedido que no abandonen el lugar. Sin embargo no podemos estar seguros de que la cepa no se haya exportado ya a otras zonas del país o incluso al extranjero, porque los trabajadores de las fábricas provienen en gran parte de países del este de la Unión Europea, que han viajado de vuelta a sus naciones durante el verano. La única manera de saber si la mutación no se encuentra ya fuera de Dinamarca es desarrollando el genoma completo de todas las muestras de virus que se extraigan de pacientes, aquí y en el resto de Europa.

RFI: ¿Esta nueva cepa es más agresiva o peligrosa que la anterior?

HJK: Por el momento hemos observado que provoca los mismos síntomas que la original. No es más agresiva o peligrosa. Por el momento el único peligro es que se extienda de manera silenciosa por todo el planeta y que cuando llegue la vacuna, esta cepa siga proliferando sin ningún impedimento. Esto nos llevaría a seguir durante mucho más tiempo en esta situación de emergencia sanitaria global.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *