Tecnología

¿Vacuna en 2020? “Puede que no llegue una segura hasta el tercer intento”

Spread the love

“Cuanto antes, mejor”. Más de 100 laboratorios de todo el mundo ser han lanzado a una carrera a contrarreloj para encontrar una vacuna eficaz contra la Covid-19. La lucha ha puesto en un lugar muy delicado al activo más preciado de los científicos: el rigor metodológico, por las prisas que se le ha impuesto a la comunidad de expertos ante los efectos devastadores de una pandemia que ya deja casi 20 millones de afectados y más de 730.000 muertos en el mundo. La doctora María Sainz, del Colegio Oficial de Médicos de Madrid, ha destacado a ‘La Información’ la importante presión que viven los profesionales de la salud en estos momentos y ha advertido de que, aunque una vacuna llegue a los ciudadanos a finales de 2020 –como muchos ya anuncian– “puede que no obtengamos una segura antes del tercer o cuarto intento“.

La doctora ha señalado que “algunos laboratorios han acortado las fases de producción de la vacuna, lo que no quiere decir que las hayan anulado, para optimizar el proceso. Ciertas iniciativas en China y la de Johnson & Johnson (J&J) ya han iniciado la tercera fase, que es la prueba en humanos”. Para Sainz, esto puede traer riesgos o maximizar los posibles contra-efectos del remedio: “No es que no va a funcionar, pero puede no ser lo más seguro”. El la misma línea, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, avisó ya el pasado 15 de junio que la primera vacuna contra el Covid-19 no será “la mejor. Conseguir tener una vacuna muy eficaz que se pueda producir en todo el mundo sería lo ideal, pero hay que ser realistas y la primera puede que no sea la buena. Probablemente sea muy segura y prometedora, pero las siguientes generaciones probablemente serán mejores”. 

Vacuna Moderna coronavirus

La situación se complica todavía más al considerar qué se está analizando porque este virus tiene la capacidad de mutar. La doctora ha alertado de que “sabemos que la Covid pertenece a la familia corona, como la gripe y la influenza, y cada año los laboratorios tienen que hacer vacunas nuevas para estas patologías por los cambios en la cepa. Ya estamos acostumbrados a incluir todas las variaciones. Lo mismo pasará probablemente con el coronavirus”. La experta ha asegurado que la situación fuera distinta si se tratara de un virus del tipo DNA, como el herpes, porque no cambian y solo afloran por desperfectos del sistema inmunológico. 

En el caso de las vacunas para una enfermedad como el coronavirus, el proceso para que llegue desde los laboratorios a la piel de los ciudadanos consta de tres fases. La primera estudia la viabilidad bioquímica del virus en el laboratorio. Busca saber el potencial que tiene una partícula determinada para ser promotora dentro de una respuesta inmunológica  o anticuerpos en el cuerpo humano. Es un procedimiento muy controlado, en el caso de España, por los protocolos de la Agencia Española de Medicamentos. La segunda fase es la experimentación animal, para la que se suelen utilizar ratones, pero ya se ha visto que algunas iniciativas, como la de J&J  han elegido a los primates para su proceso.

Sanofi concluye la compra de Protein, especializada en vacunas de la gripe

La última fase, y la definitoria es el ensayo en humanos. La científica ha indicado que la prioridad de esta etapa es evaluar la eficacia de la respuesta epidemiológica y monitorear los efectos que pueda causar. “Las contraindicaciones son normales siempre y cuando la vacuna sea más efectiva desde el punto preventivo. En la tercera fase muchas pueden causar pequeñas febrículas, pero lo primordial en el análisis es el tipo de respuesta inmunitaria que aporta”. Este último paso se suele llevar a cabo con individuos voluntarios. “Antiguamente se hacía con presos o personas vulnerables, pero esto ya no ocurre. No hay remuneración económica y como mucho se les da la posibilidad de vacunarse gratis, como a gran parte de la población”. 

En España, “el equipo científico está muy entusiasmado con su proyecto, pero también es verdad que han intentado que los tiempos no se acorten tanto para que el producto final sea capaz de dar una buena respuesta inmune, que no sea breve o pueda tener grandes reacciones adversas por precipitar las fases”. España no está aislada del resto del mundo y todos tienen protocolos a seguir. Algunos países cuentan con compañías que tienen más recursos para acelerar los procesos, según Sainz, que espera que los organismos internacionales y la OMS “ponga un poco de sentido común”. Varios territorios, como Reino Unido, ya han mostrado su preocupación por no quedarse sin el remedio con la compra por adelantado de una vacuna en proceso. 

Vacuna Moderna coronavirus

Todavía no hay vacuna. “Por ahora solo contamos con el lavado de agua y superficies, distanciamiento social y mascarillas para protegernos del coronavirus. Vamos a tener que convivir por mucho tiempo con la enfermedad y estamos apenas en la primera ola, que será seguramente la más grave”. La experta ha resaltado a este medio la importancia que ha tenido la unidad de la comunidad científica a nivel mundial desde que China compartió los pormenores del Covid porque este “nos sorprendió a todos. Nadie pensó que iba a ser tan expansivo y no contamos con vacunas ni tratamientos”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *