Cultura

Víctor Palmero: «Me he acostumbrado a los tacones»

Spread the love

El primer recuerdo que mucha gente tiene de Víctor Palmero (Onda, Castellón 30 años) es en un instituto, acabando con la vida de Fer (Javier Calvo, uno de los Javis) en ‘Física o química’, y el actual es con peluca y tacones. El actor es el encargado de interpretar a Alba, la hija transexual de Antonio Recio, en ‘La que se avecina’, la serie que emite mañana Telecinco a las 22.30 horas.

–¿Tuvo dudas a la hora de aceptar el personaje?

–Cuando yo empecé con el personaje de Alba, no estaba el tema tan sensibilizado como ahora. Es cierto que cuando me lo propusieron me impactó, pero no me dio miedo. Es más, me pareció un reto muy divertido. Además, hay que tener en cuenta que se planteaba como un personaje episódico, que iba a ser solo un capítulo. Lo que no sabía es que luego iba a tener tanta repercusión y que el papel iba a gustar tanto.

–¿Si le hubiesen ofrecido un personaje fijo, su respuesta habría sido la misma?

–Yo creo que sí. Era un papel que no había podido hacer hasta la fecha. Hacer de chica suponía un reto, y a mí siempre me han puesto cachondo los retos.

–¿Cómo fue su entrada en la serie?

–Los directores me habían visto en teatro en ‘Atrapados’. En esa obra yo interpretaba a un chico, pero había tres ensoñaciones, y una de ellas era un personaje con la voz muy suave, y tanto ellos como la directora de ‘casting’ siempre me han dicho que les gustó ese físico delgadito para escogerme para Alba.

–Llegó a la serie en 2015. ¿Cómo fue estar en esos platós que tantas veces había visto por la tele?

–El principio fue muy rápido y casi ni lo saboreé. Pero recuerdo un día que estaba sentado con los Recio en el plató de su casa, mirando el decorado, y sí pude saborearlo y pensar para mis adentros: ‘Mira dónde estás, en ese sitio que tantas veces has visto desde casa de tu familia’, porque cuando empezó ‘La que se avecina’ ni había salido de mi tierra.

–Su personaje lo han interpretado tres actores, pero es usted el que ha tenido continuidad. ¿Es casualidad o hubo una conexión especial?

–La verdad es que lo desconozco. No sé muy bien lo que pasó con los otros actores, pero es cierto que cuando he empezado a trabajar en ‘La que se avecina’ como Alba he notado que era algo distinto a lo que habían dado hasta entonces. Era una idea nueva y algo que nadie se esperaba. Se sabía que había un hijo por ahí perdido, pero no creo que nadie esperase que volviese convertido en una mujer. Creo que fue un impacto grato, por un lado para la audiencia, y también para los guionistas, porque les permitía jugar mucho más con el personaje y darle un aire nuevo a la casa de los Recio.

–¿Se ha acostumbrado ya a los tacones?

–Me he acostumbrado, pero no negaré que no son santo de mi devoción. Son muy incómodos y entre pausas y tomas hay veces que me los quito porque no aguanto más. Aunque también voy haciendo tratos con la gente de vestuario, y probamos todo tipo de calzado. Las manoletinas son comodísimas (risas).

–¿Se los pone cuando no hay grabaciones para mantener la costumbre, o ni loco?

–Pues no tengo ninguno en casa, pero tampoco me los pondría entre temporadas, porque son bastante coñazo. Y de igual forma, cuando trabajo en ‘La que se avecina’ tengo que afeitarme a diario, y luego entre temporadas me dejo más tranquila y relajada la barba para que respire la piel.

–¿Hay sitio para Alba Recio en la decimotercera temporada?

–Tanto los directores como yo queremos que el personaje continúe, pero tengo entendido que hasta dentro de unos meses no se empieza a grabar y no se ha cerrado nada todavía.

–Tampoco hay localización. ¿Cuál sería su preferida?

–Me gusta la idea de esa especie de cierre de círculo de cómo fue ‘Aquí no hay quien viva’. Sería bonito que los personajes volvieran de nuevo al centro. Y también lo sería grabar en el centro, porque es el centro, y porque tendríamos que madrugar menos (risas).

–Últimamente se habla mucho de la transexualidad en la ficción por series como ‘Veneno’. Y, curiosamente, usted se dio a conocer por ‘matar’ a uno de sus directores en ‘Física y química’.

–Ya… qué curioso. Ahora mucha gente me lo recuerda. Me dice: ‘Mataste a uno de Los Javis’, que ahora son como semidioses en la Tierra, y que hacen productos que a mí me fascinan, como ‘Paquita Salas’ o ‘Veneno’. Yo era muy fan de ‘Física o química’, así que fue una grata experiencia matar a Fer (risas).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *